El parricida de Pinos de Anchorena se discoló una de sus manos para intentar fugarse del Hospital

El joven de 18 años acusado de asesinar en el barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata, a su madre, a su abuelo y herir a su abuela, Uriel Tapis Saín intentó escapar del área de salud mental del Hospital Interzonal, el pasado sábado por la tarde, por lo que dislocó algunos de los dedos de una de sus manos para liberarse de las esposas con la cual estaba amarrado a la cama.

Luego de zafarse de las esposas trató de fugarse de la habitación, pero fue reducido por los policías que estaban custodiándolo.

El hecho fue notificado al fiscal Alejandro Pelegrinelli, quien dispuso el refuerzo de las medidas de seguridad.

Cabe recordar que Uriel Tapia Saín el pasado jueves y cuando transitaba por un brote psicótico agudo al momento del crimen y por lo que al ser llevado a Tribunales no se encontraba en condiciones de prestar declaración. Desde ese momento, se encuentra detenido en el área de salud mentar del HIGA, pesando sobre el imputación de  femicidio, homicidio e intento de femicidio. 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money