Sebastián Figueroa: “El ladrillo es un elemento que siempre le ganó al dólar” 

Próximos a cumplir su tercer aniversario y en el marco de las fluctuaciones económicas de la moneda estadounidense, el titular del corralón “Los Horneros”, ubicado en Avenida Colón y 228 de Mar del Plata, Juan Sebastián Figueroa, en dialogo con “el Retrato…” aseguró que dicha situación provocó “incertidumbre” en la actividad. “El ladrillo es un material de la construcción que siempre le ganó al dólar”, aseguró.

En tal sentido, el titular del corralón “Los Horneros”, ubicado en Avenida Colón y 228 de la ciudad, Juan Sebastián Figueroa, dialogó con “el Retrato…” y realizó un balance de la situación del sector, la influencia del valor del dólar en la actividad como así también se refirió a los proyectos futuros de la empresa y a lo que viene para Mar del Plata.

“Las variaciones en el valor del dólar generó incertidumbre en el mercado, porque ese valor de dólar hizo que se desconozca el valor de venta de los materiales. Muchos comerciantes intentaron resguardarse y aumentaron un 40% por las dudas. Otros optamos por ir viendo el día a día, antes de tomar una decisión”, sostuvo el reconocido empresario de la ciudad a la vez que remarcó que dicha situación “generó más recesión de la que ya había”. 

En ese contexto, Figueroa analizó que en la empresa hay dos tipos de público. “Un asalariado que cobra en pesos se ve devaluado su poder adquisitivo, pero también hay otro mercado que se ve en la ciudad, como ser fideicomisos o constructoras de edificios, al cual esta situación lo benefició, porque está construyendo barato”, apuntó.

“Históricamente una bolsa de cemento costó 7 dólares ó 7 dólares con 50. Hoy, con dólar billete se está pagando la mitad. A la persona que no tiene dólares se le encareció todo en un 30% por lo menos”, expresó a la vez que remarcó que, incluso, “los intereses que cobran las tarjetas de crédito también se incrementaron”.

En función de ello, señaló que “el movimiento de las tarjetas de crédito se redujo a un 80% en la actualidad” y analizó que los primeros días de la asunción del nuevo Ministerio de Economía hubo mucha incertidumbre y se trató de vender lo mínimo. “Hubo comerciantes que decidieron salir con un 40% de incremento, pero nosotros desde la empresa decidimos aumentar en principio solo un 15%”, resaltó.

En otras épocas cuando el dólar aumentaba la gente se volvía loca y salía a comprar materiales, pero en esta ocasión no se dio así. El ciudadano de pie se quedó sin ese colchón evidentemente”, comentó y agregó que en los últimos 10 días se empezó a reactivar la actividad. “También se suma una cuestión estacional, ya que durante septiembre es el mes que se comienzan a abrir los pozos”, completó.

Seguidamente, Figueroa analizó la venta de materiales de la empresa y destacó que el acopio se sigue manteniendo. “Si las fábricas no te toman acopio, llega un momento donde no hay lugar para guardar la mercadería, porque alquilar un lugar no te conviene”, explicó el reconocido empresario del sector de la construcción marplatense.

En tal sentido, detalló que la actual (el comienzo de los pozos)  “es la época del grueso: ladrillo, areno, cal, cemento y piedra” y añadió que en la empresa se están incorporando, incluso, muchos productos nuevos. “El ladrillo es un material de la construcción que siempre le ganó al dólar. Tengo esperanzas que la temporada sea buena de acá a marzo o abril. Estamos preparados y tenemos muchas ganas que haya mucho trabajo”, sostuvo.

“La bolsa de cemento es el caballito de batalla de la empresa y tratamos de mantenerlo al precio más bajo posible, el cual da muy poca rentabilidad para la inversión que significa un equipo de cemento. Es el cigarrillo del quiosco”, concluyó el titular del corralón marplatense “Los Horneros” en conversación con “el Retrato…”

 

Powered by keepvid themefull earn money