Dimas J. Pettineroli: “Maldita inflación ”

Siempre me ha parecido un tema apasionante, recordaran cuando hacía “Agenda Financiera” en Canal 8,  o escribía mi columna en El Atlántico, sobre la Inflación.
Enciclopédicamente, una definición breve dice: “La inflación, en economía, es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un determinado período de tiempo. Cuando el nivel general de precios sube, con cada unidad de moneda se adquieren menos bienes y servicios.”

Claro y Sencillo.
Cuando los precios suben, la moneda se deprecia.

Por eso siempre aclaramos: no es que suba el Dólar. Lo que baja es el peso moneda nacional argentino.

La inflación como tal se había convertido a principios de Siglo en un verdadero cáncer de los países sudamericanos.

Hasta que, en un determinado momento, ante lo inmanejable de las situaciones, los gobiernos de izquierda, derecha o centro, menos de Argentina, los empresarios, los gremios y los políticos resolvieron pensar y accionar con criterios de ajuste de sus respectivos despilfarros y con los años, gradualmente o con shocks selectivos, lograron el sueño de todo Presidente: tener una inflación anual de un digito.
Habían dado con la cura del cáncer económico , financiero, cambiario.

Argentina siguió con curanderos, pañitos tibios, y prenderle velas a San Cayetano.
Por estos senderos este año en nuestra amada Patria estaremos pataleando cerca del 100 %. Una verdadera vergüenza socioeconómica en un territorio que cree que produce alimentos para 400 millones de almas (un cuento total).
La tele se ha inundado de economistas de todo pelaje reemplazando a los médicos, de todo pelaje, autodenominados “científicos”. El tiempo demostró que no lo eran.

Con “los economistas” pasara lo mismo. Nada de lo que han dicho incluye alguna solución práctica, realista, que supere palabras como “ajuste”, “gastar menos de lo que ingresa”, y otras simplificaciones con muy poco de academia y realismo.

No dicen claramente que lo que hace falta es un Plan Económico a 10 años, con respaldo político partidario e institucional. Un compromiso, un Pacto de salvación colectiva. Que supere al “sálvese quien pueda” tradicional.

Hoy esto es posible. Convocándolo desde la oposición pensando en que dentro de un año elegiremos al nuevo Presidente. Un año alcanza y sobra para un Plan y sus Programas de ejecución. Hay que traer a los expertos que hicieron los milagros de Ecuador, Bolivia y Uruguay. Ganemos tiempo y dinero comprando experiencias exitosas. Los de aca han fracasado todos, sin excepción.

La “Maldita Inflación” tiene cura. Se lo firmo.

Abrazo a todos.

[email protected]

Powered by keepvid themefull earn money