Legislatura bonaerense: diputada de Grabois podría armar un unibloque

El Frente Patria Grande de Juan Grabois criticó las medias económicas que anunció Sergio Massa al estrenar su cargo y salió a amenazar con abandonar el Frente de Todos, al llamar a “rediscutir la pertenencia” de sus legisladores a los “bloques oficialistas”.

En principio, el partido de Grabois que tiene unos 30 concejales, tres diputados nacionales y una diputada bonaerense analiza la conformación de bloques propios en los ámbitos deliberativos. Así lo confirmó la representante del Frente Patria Grande en la Legislatura bonaerenseLucía Klug.

Planteamos armar nuestros propios bloques, para mantener autonomía política dado que la línea nacional del Frente de Todos no nos contiene”, blanqué Klug en contacto con Diputados Bonaerenses y marcó diferencias con el microclima que se vive en la Legislatura bonaerense: “En la provincia no tenemos esta tensión tan latente”.

Pese al matiz, si el partido de Grabois resuelve avanzar en el armado de bancadas propias, la jugada política tendría repercusión en la Legislatura bonaerense mediante la conformación un “unibloque” integrado por Klug, lo que dejaría en paridad al peronismo con Juntos, con 41 bancas para cada fuerza mayoritaria.

Por lo pronto, el Frente Patria Grande tiene previsto realizar un congreso partidario para tomar una definición en las próximas semanas. Klug, en línea con su espacio político, fue sumamente críticas con los anuncios formulados por el nuevo ministro de EconomíaSergio Massa.

Veniamos discutiendo en el marco de los anuncio, pero finalmente no se comunicó ningún refuerzo de ingreso y tampoco el salario básico universal para sacar a 4 millones de argentinos de la indigencia”, objetó la diputada bonaerense que responde a Grabois.

Párrafo seguido, Klug remarcó sobre las medidas de Massa que “se volvió a dirigir el mensaje a los sectores concentrados en busca detranquilzar a los mercados, cuando hay personas que no comen en Argentina, no estamos viendo que sean sus prioridades”.

“Estabamos con mucha expectativa porque los nombres por sí solos no nos dicen nada hasta que dicen algo a favor del pueblo… esto va más alla de instalar un debate, vamos a usar todas las fuerzas en los parlamentos. Es una vergüenza salir a bancar las metas del FMI con tantos pobres”, fustigó.

Si no se puede avanzar con el salario básico universal pensemos otra cosa… un refuerzo de ingreso o una política de ingresos permanentes. Nosotros recorremos los barrios todos los días y vemos la realidad, se están olvidando de las deudas internas”, redondeó Klug.

Powered by keepvid themefull earn money