Zonas rojas: “en vez de una política de inclusión, proponen una política de criminalización”

Cada vez falta menos para que se apruebe la normativa para que las zonas rojas del Partido de General Pueyrredon se conviertan en zonas seguras. En la Comisión conjunta de las Legislación, Seguridad, y Diversidad, se aprobó por mayoría el proyecto presentado por el Bloque oficialista, Vamos Juntos. El mismo prevé multas o arrestros a las personas que pfrezcan sexo en la via pública, en lugares frentistas. Mientras tanto, los proyectos del Frente de Todos y Acción Marplatense obtuvieron despacho de minoría.

“El Bloque Vamos Juntos tomó el proyecto del Frente de Todos, que elaboramos durante más de un año de trabajo y considero que llegamos a una formulación muy buena y de alguna manera le hicieron modificaciones que afectan al espíritu de la propuesta“, sostuvo en diálogo con “el Retrato…” la edil Sol de la Torre.

Nuestra propuesta tiene que ver con solucionar una cuestión que los vecinos, que viven en las zonas donde se ejerce la prostitución, están padeciendo, porque no eligen convivir con esta situación, por eso la construcción de las Zonas Seguras y los espacios dónde se pueda desarrollar este mecanismo de subsistencia que tiene esta población, al mismo tiempo que el Estado a través de dispositivos de nocturnidad y otras herramientas inicie un proceso de inclusión social con la población vulnerable, que es la que está en mayor situación crítica, para que tengan el pleno derecho laboral como todas nosotras. Ese es el espíritu general del proyecto y confronta directamente con la criminalización y la estigmatización que propone el oficialismo y el Intendente Montenegro que tiene que ver con las multas y arrestos“, explicó la edil.

En este sentido agregó: “en vez de una política de inclusión, proponen una política de criminalización. Y más allá que muchos Concejales manifestaron que es impracticable por cómo funciona el Poder Judicial en nuestra provincia, perciben dos objetivos una es la estigmatización social de la población en situación de prostitución y al mismo tiempo es una política que uno nunca sabe dónde puede terminar. Que se sancione está norma va en contra de la normativa vigente en la Provincia de Buenos Aires, es una norma del siglo pasado. En el 2018 se retiraron las multas y arrestos del Código Contravencional de la Provincia y además los tratados internacionales que Argentina suscribe, hablan de la inclusión social y la lucha contra la criminalización como una forma de combatir la trata de personas y la prostitución “.

En esta línea,  De la Torre agregó: “Estamos hablando de una población que son más de 200 personas, por lo que sabemos de las organizaciones sociales, entonces si el Gobierno Municipal no es capaz de tener una política de inclusión para 200 personas en un Municipio de 800 mil habitantes, no es capaz de gobernar. Persigue una política recaudatoria y demagógica en la cual nos hace creer que está haciendo una política de ‘seguridad’, entre comillas, cuando en realidad no lo es porque si fuere de seguridad se podría abordar de una manera integral para que estás personas justamente, encuentren su trabajo en un cupo laboral travesti trans o en otros cupos vinculados a las personas en situación de trata o la generación de puestos de trabajo para que esta población se inserte y recupere todos sus derechos “.

“Mi pregunta es ¿cómo va a pagar una multa una población que vive asomada, en viviendas súper precarias o que no tienen la documentación al día? Es inviable. Entonces lo que queda es el arresto o la criminalización y eso no va a solucionar el problema solamente lo va a trasladar a otro lugar y le van a ser creer a la gente, en el mejor de los casos, que es una solución, pero no la es“, sentenció la Concejal.

Powered by keepvid themefull earn money