Colombia cambio de color

Este domingo Colombia tuvo una jornada electoral especial en donde los ciudadanos le cambiaron el color al gobierno después de 74 años. Primera vez en su historia, los colombianos decidieron pasar al rojo que postuló Gustavo Petro, un guerrillero asumido de fusil en mano, y luego protagonista de la vida política, con dos tentativas presidenciales fallidas y pasos parlamentarios y por la Alcaldía de Bogotá.
Sin duda en político total. Además, para penetrar sectores bajo, incorporó como vicepresidenta a Francia, una joven negra que acompañó muy bien.

La pregunta que recibo a cada rato es: ¿y esto como repercute en la Argentina?

En general el mundo político local le brinda muy poca importancia a las circunstancias prelectorales en la Región.

Colombia es un país muy potente, educado, con una clase media alta expandida, ricos que participan abiertamente en la ruta del poder. Es más grande que Argentina, y una pieza clave en la política continental de los Estados Unidos.

Petro sin duda es amigo de Cristina desde hace más de una década, por la relación con Néstor, primero, y después como heredera.

El único presidenciable que estuvo en la campaña, en este caso la del perdedor Hernández, fue Javier Milei.

No vi fotos con Hernández, pudieron existir, pero los medios de Bucaramanga, residencia del veterano empresario, no las registraron.

Petro se manejó con prudencia y discreción.

La noche del festejo fue moderado, dejo abierta una invitación a Rodolfo Hernández, que saco apenas 3 puntos menos, con solo 5 meses de campaña e hizo un llamado a un Gran Acuerdo Nacional.

Seguro los mayores de 70 anoa pueden acordarse. Se denominó Gran Acuerdo Nacional (GAN) a la propuesta política que dio a conocer en las primeras semanas de julio de 1971 el mandatario de facto de Argentina Alejandro Agustín Lanusse, ante el agotamiento de la llamada Revolución Argentina que encabezaba y en busca del acercamiento con la dirigencia política.
50 años después un líder de izquierda militante asume el reto de un golpista de derecha.

La otra gran verdad es que con las redes solo no se gana. Hernández se centró exclusivamente en las redes, desprecio a Diarios y Revistas, muy importantes en Colombia.
No dio conferencias de prensa ni exclusivas. Y lo que más lo daño fue no haberse presentado a debatir con Petro.

La frutilla del postre fue su escapada a Miami (por razones de “seguridad”). Sin embargo, lo que se vieron fueron fotos suyas a bordo de bello yate, rodeado de chicas con poca ropa, que no eran de su familia, bebiendo tragos tropicales. Esto espato miles de votos de gente seria.

El 7 de agosto serán las ceremonias de asunción . Seguramente estarán Alberto, Cristina, Lula, Pepe Mujica, Maduro, Boric, Castillo, Evo, y muchas otras figuras representativas de la izquierda latinoamericana.

Final para pensar: en la mañana de hoy, lunes, gerentes de importantes empresarios de distintos ramos, estaban llamando a sus contactos en Miami, preguntando por buenas casas para comprar y negocios potenciales para arrancar. ¿Salida de capitales productivos? Puede ser.

Colombia tiene Presidente Electo. Que todo sea para bien y que nuestras relaciones bilaterales crezcan. Hay muchísimo para hacer juntos.

Dimas J Pettineroli

[email protected]

 

Powered by keepvid themefull earn money