Mar del Plata se movilizó al grito de “Vivas, libres y desendeudadas nos queremos” 

Con fuertes reclamos al gobierno municipal y bajo la consigna “Vivas, libres y desendeudadas nos queremos”, Mar del Plata marchó por el día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y Disidencias, en sintonía con la movilización realizada en diferentes partes del mundo.  

De esta forma, como cada 25 de noviembre, millones de mujeres y disidencias alrededor del mundo salieron a las calles, en el marco del día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y Disidencias. Mar del Plata no fue la excepción, en tanto el Movimiento de Mujeres y Diversidad local encabezó este jueves un acto en el centro, donde se leyó un documento, se criticó al gobierno local y nacional, se pidió justicia por los femicidios ocurridos como así también se llevó adelante una radio abierta y una multitudinaria marcha por el centro de la ciudad.  

Así, el documento oficial leído por el movimiento de Mujeres y Diversidad Mar del Plata-Batán en el marco de las actividades expresó que la pandemia desde 2020 agravó “la ya difícil situación de mujeres, lesbianas, travestis, trans, feminidades bisexuales, intersexuales, no binaries en situación de violencia” como así también se expuso en ese sentido: “La pandemia ha profundizado las desigualdades y como tal se han incrementado las violencias por motivos de género. Los femicidios, travesticidios y transfemicidios sucedidos en el último año reflejan el agravamiento de la desigualdad en el contexto actual”.

Asimismo, remarcaron su preocupación en ese aspecto, en tanto en lo que va del año, hubo 201 femicidios y 59 travesticidios en todo el país como así también lamentaron que a nivel local se hayan producido cuatro de ellos y la muerte de cuatro mujeres trans que no llegaban a los 40 años.

 “Vivas, libres y desendeudadas nos queremos ha sido la consigna que hemos llevado en paros feministas, en jornadas de lucha, en movilizaciones masivas para expresar que la erradicación de la violencia de género y de las desigualdades que la sostienen no es posible en un marco de subordinación financiera“, manifestaron y lamentaron que la deuda contraída “no significó ninguna ganancia para mujeres y disidencias” como así también consideraron que “la prioridad debe ser el financiamiento de políticas públicas con perspectiva de género, no las condiciones del FMI”. 

Seguidamente, cuestionaron la “deficiente atención” en las comisarías locales a la hora de realizar una denuncia y exigieron una atención “adecuada” y “especializada” como así también que no se revictimice a la denunciante, que se nombre un cuerpo médico forense local y que las denuncias sean priorizadas por el Ministerio de Seguridad.

Asimismo, cuestionaron: “El gobierno del intendente Montenegro se ha caracterizado por la falta de respuesta efectiva y oportuna a las mujeres y disidencias en situación de violencia, las listas de esperas, la falta de diseño de políticas públicas para trabajar en la prevención de las violencias, la falta de cumplimiento de la capacitación de la Ley Micaela a la totalidad del personal municipal a su cargo, la no utilización de la totalidad de las partidas presupuestarias”.

A su vez, puntualizaron en que durante la emergencia sanitaria hubo “cero respuesta del Estado municipal a las graves vulneraciones de derechos de las mujeres y diversidades que la misma ha generado” y apuntaron: “Podemos sumar una larga lista de incumplimientos”.

Por último, nuevamente reiteraron sus pedidos por una reforma judicial “democrática y feminista” para una mejor resolución de los casos de violencia de género que actualmente tiene el caso Lucía Pérez y el jury iniciado a los magistrados de la sentencia como evidencia del cambio demandado. 

Powered by keepvid themefull earn money