“Lucía es un ángel, está descansando en paz desde siempre, ella no hizo nada malo”

Luego que el jurado de enjuiciamiento resolviera iniciar el jury y suspender provisoriamente a los magistrados Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, en el marco del debate por la muerte de Lucía Pérez, Marta Montero, la mamá de Lucía Pérez, en conversación con “el Retrato…” se mostró satisfecha por la decisión, admitió que nunca perdió la confianza por la justicia y aseguró que a Lucía “tres personas la mataron y tres jueces la volvieron a matar”

Vale la pena recordar que familiares de Lucía Pérez y organizaciones feministas se movilizaron en La Plata ante la posibilidad del inicio del jury de enjuiciamiento a dos de los jueces que absolvieron a tres imputados en la causa de la muerte de la adolescente de 16 años, ocurrida en 2016 en Mar del Plata.

De esta forma, la audiencia preliminar que reunió a las autoridades de la Suprema Corte, legisladores bonaerenses y abogados que componen el Jurado, terminó cerca de las 12.30, momento en el que se le comunicó a la familia que aguardaba en las inmediaciones que se había resuelto admitir por unanimidad la acusación y la suspensión. 

En ese contexto, Marta Montero, la mamá de Lucía Pérez, en diálogo con “el Retrato…” expresó que lo resuelto es “de un alto impacto” y que “es lo más importante que ha pasado en esta historia tan corta que se viene llevando adelante”.

“En la provincia de Buenos Aires hay un solo caso de jury, pero en esta caso es diferente, porque es sentencia por una menor. Es más que importante lo resuelto y es histórico para nosotros que se haya podido dar”, sostuvo al mismo tiempo que aseguró: “Nunca perdí la confianza en la justicia, sino no podría haber seguido luchando”.

Sin perjuicio de ello, Montero consideró que dentro del ámbito del poder judicial “hay magistrados correspondidos y otros que no lo son, los cuales deberán ser apartados” a la vez que comentó que “la gente común luchará para que eso suceda, porque quién tenga un cargo de magistrado debe ser honorable al cargo que le corresponda, no cualquiera puede llevarlo”.

“Si estos magistrados no podían o no debían llevarlos, se los destituirá. En cualquier trabajo común si se comete un hecho ilícito a uno lo separan o tienen un problema. Con lo resuelto, se empiezan a equiparar las cosas”, explicó y adelantó que, de esta forma, se encuentran a la espera de fijación de fecha de jury y del nuevo juicio para determinar la culpabilidad de los responsables por la muerte de Lucía Pérez como así también remarcó sus expectativas por ambos debates: “Tienen que salir los dos”.

“Queremos Justicia por Lucía, por los jueces que dieron esta sentencia misógina, machista y perversa en nombre de una menor de edad salvando a narcos, quiero que se haga Justicia”, dijo.

En ese contexto, se refirió a su hija y remarcó: “Lucía es un ángel, está descansando en paz desde siempre, ella no hizo nada malo, los que no están en paz son los que la mataron y estos jueces que dictaron la sentencia. No necesitás estar muerto para descansar en paz” y añadió: “Cuando te tenés que empastillar para poder dormir, no creo que sea fácil. Esta gente cuando apoya su cabeza en la almohada debe sentir algún remordimiento”.

“Lucía descansa en paz, es un ángel del cielo, ella no le hizo mal a nadie. Tres personas la mataron y tres jueces la volvieron a matar”, concluyó la mamá de Lucía Pérez, Marta Montero, en conversación con “el Retrato…”.

El fallo que absolvió a Farías, Offidani y Maciel fue revocado en 2020 por el Tribunal de Casación bonaerense, por lo que esos dos jueces (el tercero, Aldo Carnevale, renunció para jubilarse) fueron denunciados y se constituyó un jury de enjuiciamiento que, a partir de este mediodía, comenzará a analizar si los destituye o no.

La abogada de la familia Pérez va por la destitución de los jueces

Por su parte, Cristina Montserrat Hendrickse, abogada de la familia en el marco del jury, expresó: “Ahora lo que resta es que se fije la fecha del debate, que se haga el ofrecimiento de pruebas y que se inicie el proceso en el que se definirá su culpabilidad o su inocencia, hoy solo se definió la verosimilitud de las acusaciones. Si podemos probar la culpabilidad como creemos que lo podemos probar, correspondería la destitución“.

“Es una sorpresa, pero una buena sorpresa de que al fin las instituciones defiendan el marco convencional los tratados de derechos humanos incorporados a la Constitución Nacional y que imponen la perspectiva de género para los jueces, no como una opción o una alternativa o una aplicación discrecional, sino como una aplicación obligatoria“, completó.

Asimismo, agregó en conversación con otro portal: “Creo que este es un mensaje no solo para todo el Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, sino para los poderes judiciales de todo el país, de todas las jurisdicciones. Que quede claro que la perspectiva de género no es una ideología sino que son derechos humanos que Argentina se comprometió a que sean observados por los tres poderes del gobierno ante la comunidad internacional”.

Además, aseguró que al igual que los padres de Lucía, Marta Montero y Guillermo Pérez, entiende que lo sucedido este martes en el Salón Dorado del Senado bonaerense es “el inicio de una reforma judicial, no legislativa sino desde adentro mismo de las instituciones, desde el Consejo de la Magistratura, dando un claro mensaje de cómo deben juzgarse los hechos cuando se investigan casos vinculados a violencia de género”.

Powered by keepvid themefull earn money