Mar del Plata entre pobreza extrema y bitcoins para comprar hamburguesas

Mar del Plata tiene varias caras, y eso es innegable. Pero la desigualdad parece estar cada día más presente en la ciudad que en algún momento fue feliz.

Mientras el candidato a Concejal Fernando Muro, junto al candidato a Senador Provincial, Alejandro Rabinovich mostraban en sus redes como la tecnología tocó la puerta de la ciudad y ahora en un local gastronómico se puede abonar con bitcoins, un medio nacional mostró como en el predio de disposición final de residuos decenas de personas se pelean, literalmente, por comida.

Esas dos caras tiene la ciudad, y el desinterés político es el mismo para todas las posibles realidades que pueden tener los habitantes del Partido de General Pueyrredon.

Está claro una cosa, para ganar las elecciones no se puede mostrar la indigencia extrema que lleva a ciento de personas esperar un camión con alimentos podridos y vencidos para poder alimentarse, no es atractivo ni mucho menos electoral. Pero, si hay conocimiento de esa realidad, se esperan acciones concretas para revertirla. La palabra”laburo” no genera fuentes de trabajo genuino para las más de 30 mil personas que, en la ciudad, no tienen un ingreso para sacarlos de la pobreza.

Y mientras tanto, la oposición en el Concejo Deliberante, lejos de marcar o atender la pobreza, también busca títulos electorales. Presentando proyectos que son bombo y platillo para la clase media, que no los conoce ni los vota.

El aire de cambio debe llegar, para que Mar del Plata, además de playa tenga dignidad para sus habitantes.

 

Powered by keepvid themefull earn money