Protección de datos personales: ¿cuáles son los cambios que se vienen?

El mundo jurídico está lanzando constantemente nuevas medidas y nuevas disposiciones que, por lo general, hacen más simple y más amena la vida de las personas. Sin embargo, a fin de determinar si estas medidas son realmente útiles y beneficiosas, se deben analizar las cláusulas y los términos de cada nueva sanción de ley.

Por lo tanto, resulta un trabajo exigente y una tarea bastante comprometida poder saber con certeza si realmente es bueno lo que están imponiendo a través de los poderes del estado. Así como también resulta un tanto difícil para quienes no son especialistas en este campo tan particular y endogámico.

Además, otro factor que hace más complejo este punto es que muchas veces resulta realmente difícil determinar qué estipula una ley y de qué manera se implementará. Si no somos expertos en el campo de la jurisprudencia o si no tenemos conocimientos al respecto, puede resultarnos una gran barrera.

Es por este motivo que algunos referentes de esta área, como Ignacio Sáenz Valiente, recomiendan que consultemos a algún abogado de confianza o a algún especialista en los casos que creamos pertinentes. Así como también para determinar las nuevas disposiciones que saldrán a la luz próximamente.

Cuál es la ley que estipula la protección de los datos personales

La ley que estipula y controla la protección de los datos personales es la número 25.326, que fue sancionada el 4 de octubre del año 2000. Por lo que se trata de una ley, relativamente, nueva y con una corta vida con respecto a otras.

Según esta ley, se entiende por datos personales lo siguiente: “Información de cualquier tipo referida a personas físicas o de existencia ideal determinadas o determinables”. Aunque también se diferencia, asimismo, entre datos sensibles y archivo, registro, base o banco de datos.

Con respecto a estas últimas categorías, se estipula, además, el tratamiento de los datos a través de los bancos de información digitales. El avance de esta ley es realmente muy notable, ya que prefiguró lo que sería la conformación de la sociedad moderna, en la que prácticamente toda la información se encuentra digitalizada y se accede a ella a través de medios virtuales.

Contemplaciones al respecto de la generación y el cuidado de los datos

Al almacenar datos que se consideran de tipo personal, esta ley estipula que deben ser siempre acertados, es decir, precisos, y que deben ser reales. Por lo que resulta totalmente necesario realizar la recopilación de datos a través de medios no fraudulentos, desleales o engañosos, tanto para quienes poseen los datos como para los destinatarios.

Hacker using computer, smartphone and coding to steal password and private data remotely from car

Como lo manifiesta en su blog personal, Ignacio Sáenz Valiente es muy asertivo al respecto de este punto, ya que considera que la honestidad y el profesionalismo son las herramientas centrales para todo tipo de procedimiento legal. Así como también valora que se respeten las leyes tal cual están estipuladas, ya que estos son los mecanismos legales que nos protegen.

Consentimiento en la otorgación de los datos

Como es de suponer, claramente, en cualquier tipo de intercambio de datos se debe contar con el consentimiento de la parte que brinda sus datos. Aunque también existen algunas excepciones que se deben tener en cuenta al momento de generar una solicitud. Según cómo lo estipula textualmente la ley, esas excepciones son las siguientes:

  • Los datos se obtengan de fuentes de acceso público irrestricto;
  • Se recaben para el ejercicio de funciones propias de los poderes del Estado o en virtud de una obligación legal;
  • Se trate de listados cuyos datos se limiten a nombre, documento nacional de identidad, identificación tributaria o previsional, ocupación, fecha de nacimiento y domicilio;
  • Deriven de una relación contractual, científica o profesional del titular de los datos, y resulten necesarios para su desarrollo o cumplimiento;
  • Se trate de las operaciones que realicen las entidades financieras y de las informaciones que reciban de sus clientes conforme las disposiciones del artículo 39 de la Ley 21.526.

Por lo tanto, se puede estimar que la ley es muy completa y otorga realmente una regulación muy acertada al respecto de lo que se necesita.

Powered by keepvid themefull earn money