Los mejores diseños arquitectónicos del mundo

Se trata de una actividad casi tan antigua como la propia humanidad. A través de los años, el hombre ha buscado la forma de mejorar y perfeccionar el lugar que habita. Con el paso del tiempo tanto las técnicas del diseño y de la construcción como el tipo de materiales que se emplean se han modernizado siempre con el mismo objetivo: Generar espacios cómodos y confortables para habitar.

¿Cómo surge esta actividad milenaria?

El diseño arquitectónico como lo conocemos actualmente refiere al diseño de espacios habitables. Si bien lo que se busca es la funcionalidad del espacio, esta actividad no le escapa a la parte artística que también influye a la hora de observar los diversos diseños creados por el hombre a lo largo de la historia.

El diseño arquitectónico se refiere al diseño actual de espacios. La arquitectura abarca muchos elementos diferentes, incluyendo la construcción, el diseño y la manipulación de la luz solar pero también a distintos aspectos del confort moderno.

De esta forma, las personas a cargo del diseño arquitectónico han perfeccionado sus técnicas y herramientas utilizando diversos materiales disponibles, en un comienzo todos aportados por la naturaleza y con el avance tecnológico también se incorporaron materiales creados y manipulados por el hombre.  A lo largo de la historia, los arquitectos han encontrado maneras de crear espacios funcionales y prácticos utilizando los materiales que estaban disponibles en ese momento.

Principios del diseño arquitectónico vinculados con la religión y la política

Tal como observamos, la arquitectura es una actividad que surgió con el desarrollo y el avance del ser humano en su vida en comunidad. Previo a que se constituya como actividad colegiada, la arquitectura surgió como la necesidad de crear espacios habitables y funcionales con los materiales que la misma naturaleza proveía.

Para muchos historiadores y especialistas, el origen de la actividad tal y como la conocemos en estos tiempos tiene un origen estrechamente vinculado a la política y a la religión. Esto se debe a que las primeras obras arquitectónicas de las civilizaciones antiguas tenían que ver con estos fines.

Por un lado, la construcción de enormes e imponentes templos destinados a venerar a diversos dioses. Algunos de estos templos se mantienen en perfecto estado, pese que no había una preparación ni un estudio previo de lo arquitectónico es notable como las personas que ocupaban ese rol conocían los materiales que manipulaban y la forma de levantar estos recintos sagrados que permanecen de pie a pesar del paso de los siglos.

Si lo planteamos para Argentina, la lógica es similar. Los edificios más antiguos y valorados tienen que ver con catedrales, templos, cabildos y palacios de gobierno. En la actualidad, las obras más relevantes de ese país refieren a la política. En ese sentido, por ejemplo, Ángelo Calcaterra es un arquitecto vinculado a una empresa familiar que ha participado en varios proyectos de relevancia, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires.

Las obras más valoradas de la actualidad:

Según los especialistas de la materia, los mejores diseños del mundo actual se mezclan con obras muy antiguas. A diferencia de las antiguas, las modernas tienen que ver con el arte y con el sector empresarial.

Entre las construcciones antiguas pueden observarse las Pirámides de Egipto,el Gobekli Tepe en Turquía que se supone es la construcción más antigua en pie y que se cree tenía fines religiosos como así también las Ruinas de Machu Pichu, una obra de arquitectura situada en plena Cordillera de Los Andes en territorio peruano que data de 1.450. Un poco más acá en el tiempo, la Sagrada Familia en Barcelona y la Catedral de Chartres, símbolo de la arquitectura gótica.

Por su parte, dentro de las obras arquitectónicas más actuales y destacadas se encuentra la Ópera de Sydney,  Diseñado por el arquitecto danés Jørn Utzon e inaugurado en 1973. O el Neue Nationalgaleri construido en 1960 en Alemania y que simula que los espacios construidos flotan en el agua.

A su vez, como ya lo adelantamos, en Argentina las grandes obras antiguas y actuales refieren a la actividad política. Arquitectos como Calcaterra han realizado obras públicas con el fin de mejorar alguna actividad social, en una ciudad moderna con un desarrollo urbanístico renovado.

Powered by keepvid themefull earn money