Predio de Disposición Final de Residuos: El Municipio contrató a tres empresas  

Luego de que el 15 de julio dejara de operar la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana Sociedad de Estado (Ceamse) y del dictado de la conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación ante la nueva protesta y bloqueo en el predio de disposición final de residuos que llevaron adelante ocho trabajadores nucleados en uno de los gremios del sector, el municipio comenzó a administrar el predio de disposición final de residuos y contrató de emergencia a tres empresas por un monto menor.

El viernes pasado un grupo de ocho trabajadores nucleados en la Asociación Gremial Obreros y Empleados de la Conservación Ecológica Ambiental y Servicios Especiales (Agoec) -uno de los tres gremios que tiene representación sindical entre los trabajadores del basural, además de Camioneros y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra)- inició una protesta y bloqueo en el basural al exponer su malestar por su falta de continuidad laboral tras el alejamiento del Ceamse del predio, luego de tres años a cargo de la operatoria. 

En ese marco, el gobierno municipal solicitó el dictado de una conciliación obligatoria que fue emitida por el Ministerio de Trabajo y acatada por el sindicato para que en el plazo de quince días hábiles se mantengan las negociaciones sin medidas de fuerza. 

Vale la pena recordar que el 15 de julio dejó de operar la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana Sociedad de Estado (Ceamse). El gobierno aceleró el pliego de bases y condiciones para llamar a una nueva licitación. La opción que prosperó fue la de tomar el control del predio a través del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur) y contratar en forma transitoria las tareas que fueran necesarias para mantener la operatoria.

Tras un llamado a cotizar en el que se presentaron “varias empresas”, el municipio “eligió a las que hicieron las ofertas más baratas”, señalaron en el gobierno. Así, Ashira se hizo cargo de la operatoria del relleno sanitario, Esur de la planta de lixiviados y Ciageser de la planta social. Los contratos tienen un plazo de vigencia de ocho meses con una opción prórroga de otros cuatro meses, pero podrían finalizar antes si la comuna logra adjudicar la licitación integral.

 “Todo esto para nosotros tiene una gran diferencia. La última factura mensual que le pagamos a Ceamse fue por $ 58 millones. Ahora, con estas tres empresas, vamos a rondar los $ 35 millones por un servicio similar. Una diferencia monstruosa”, agregaron en el municipio, y aclararon que “no había ninguna posibilidad de seguir pagando lo que se pagaba”.

El proyecto ya cuenta con los dictámenes de las distintas áreas involucradas, pero recién será enviado al Concejo una vez que el Emsur vuelque toda la información que está recopilando desde el momento en que se hizo cargo del predio.

Powered by keepvid themefull earn money