Mar del Plata trabaja en la recuperación de los destrozos provocados por el temporal

Ya quedó atrás la cuestión adversa meteorológica que tuvimos durante el fin de semana, más que nada el domingo. Desde lo cuantitativo debemos marcar que tuvimos más de 230 reclamos, podemos hacer una división de lo más significativos que tuvieron que ver con el suministro de energía eléctrica, o situaciones de riesgo de EDEA asociadas a caídas de árboles, empalizadas, obras en construcción y un dato no menor: 11 techos volados, de los cuales en 9 casos no hubo vulnerabilidad social, pero en dos sí y de uno de ellos se desprende la evacuación de una mamá con dos menores del barrio El Jardín

La situación tiende a mejorar. De estos 230 reclamos se les dio respuesta a gran parte de ellos, pero hay que seguir atento a reclamos que aún no se llegaron a culminar, como semáforos caídos producto del viento. Estamos realizando aún operativos con la unidad de poda en operaciones más complejas. Si bien todo mejora y Mar del Plata está normalizada todavía hay mucho trabajo por hacer”

En relación a la previsibilidad de eventos meteorológicos, Gonçalves dijo: “Hemos tenido un viento extraordinario, pero más que nada lo que cambió fue la dirección del viento. No estamos acostumbrados a ráfagas tan intensas del sudoeste o el oeste. Es como que nos agarra un viento de espalda, viento continental, y todas las estructuras, techos y cableados que no están reforzados lo padecen y más que nada las casas que están en altura y no tienen los techos bien sujetados. Se puede comunicar, afianzar y recomendar que cada vez que una persona haga una construcción lo haga con mano de obra calificada y no con improvisación que es lo que vemos cuando vemos los techos volados o las paredes linderas se caen”.

Con respecto a las tragedias que sucedieron en los últimos 60 días en la ciudad, Gonçalves dijo: “Mar del Plata crece y lo hace en los barrios de una manera exponencial. Con tantos años en esto, muchas veces pasan periodos en donde no pasa nada y hay calma y eso nos permite proyectarnos a épocas como las de ahora, que circunstancialmente los hechos nos vienen golpeando muy seguido. No son hechos conectados unos con otros, la meteorología, explosión, derrumbe, pero en los últimos 60 días fueron recurrentes las adversidades, en algunos casos con dolorosas pérdidas de vida y no nos tenemos que acostumbrar a esto, pero tenemos que avanzar y tener el sentido común de escuchar las recomendaciones que damos y saber que si hay cierto peligro y nos comportamos de buena manera no vamos a padecer adversidades, y si hacemos las cosas como corresponde vamos a tener menos posibilidades de exponerse uno y cada familia a alguna situación fea. Ese es el mejor consejo que puedo dar”

Finalmente, en relación al trabajo realizado por Defensa Civil, Gonçalves sostuvo: “Hemos mejorado mucho. Son 23 las personas que tengo a mi cargo, 5 móviles. El acompañamiento del Ejecutivo es importante y nos permite afianzarnos. Tengo que ser también bondadoso con mis compañeros municipales de otras áreas, con los bomberos, con el área de la Dirección de Rescate, el trabajo de la unidad de poda es pleno y permanente, el SAME. Muchas veces uno es la voz y la cara visible de lo bueno y lo malo, pero atrás mío hay gente que trabaja desde el anonimato a destajo.  Pudimos crear un gran equipo de trabajo que acompaña mucho y me gusta hacer partícipe a todas las áreas que no se visibilizan de la misma manera que Defensa Civil”, concluyó.

Powered by keepvid themefull earn money