La Corte evitó la grieta entre Nación y Ciudad, pero podría pronunciarse sobre el DNU

La Corte Suprema de Justicia evitó durante los últimos 15 días caer en la grieta que separa al gobierno nacional del Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires, aunque sus integrantes todavía no descartan la posibilidad de emitir un fallo sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que limitó la presencialidad en las escuelas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -que venció ayer- informaron fuentes judiciales.
“La Corte podría decir que el planteo es abstracto porque el DNU ya fue reemplazado por otro o bien podría aprovechar la ocasión, ya sin tanta tensión política, para emitir un fallo que siente un marco para la eventualidad de que se repita una situación como la que está en tratamiento”, sostuvo una fuente con acceso a las discusiones de los ministros del máximo tribunal.
El tratamiento de la cuestión quedaría diferido para la próxima reunión de acuerdo del máximo tribunal prevista para el próximo martes.

Participación del Congreso
Mientras tanto, los tiempos impresos a la tramitación del expediente le permitieron a la Corte cumplir el objetivo señalado por Télam días atrás: los jueces no querían definir si los alumnos del AMBA debían estudiar dentro de los establecimientos educativos o vía remota en este contexto de pandemia; y dejan esa definición para la política.
Otra fuente de igual jerarquía señaló a Télam que durante la semana uno de los ejes del debate entre magistrados fue la posibilidad de “exhortar al gobierno nacional a que en lo sucesivo no legisle por Decreto sino a través del Congreso Nacional”, algo que podría incluirse en un fallo sobre el DNU vencido.
El propio presidente Alberto Fernández se anticipó a un escenario de esas características cuando este viernes a las 9 de la mañana anunció las nuevas medidas que tomaría para hacer frente a la segunda ola de coronavirus y sostuvo que enviaría un proyecto al Congreso para fijar estándares científicos que permitan sistematizar la aplicación de restricciones en base a cantidad de contagios.
“En los próximos días enviaré un Proyecto de Ley al Congreso de la Nación para que en función de criterios científicos claros y precisos se faculte al Presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”, sostuvo el mandatario.

Tras el discurso presidencial, una integrante del Poder Ejecutivo que participa de la elaboración de los DNU aseguró a esta agencia que “el tema que tenía para tratar la Corte quedó abstracto” y que con el envío de un proyecto de ley al Congreso “el campo de decisión de la justicia queda completamente acotado”.
El tempranero anuncio del jefe de Estado pareció alterar los planes del máximo tribunal: desde las distintas vocalías se anunciaba que el fallo de la Corte podría salir antes del mediodía del viernes pero esa posibilidad se fue diluyendo con el correr de las horas hasta el punto en el que todo quedó supeditado a la publicación del nuevo decreto y, por ende, pasó para la semana que viene.
El manejo de los tiempos

Distintas fuentes del máximo tribunal coincidieron en que cada uno de los jueces venía trabajando en su propio voto y que, aunque no terminaron de ponerse de acuerdo, el espíritu general pasaba por no entrar en la discusión sobre la presencialidad en las escuelas en un contexto de pandemia sino más bien apuntar a la utilización de los DNU.
¿Por qué finalmente la Corte no falló? Las versiones cambian según el interlocutor: desde un sector de la Corte señalaron que hasta última hora del viernes los jueces esperaban con sus votos listos una convocatoria del presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, para darle forma a la resolución final.
En su entorno lo negaban y dejaban entrever que los tiempos se manejaron de forma colegiada.
Pasadas las 17, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en la que volvió a diferenciarse de las medidas anunciadas por el gobierno nacional y dijo que –otra vez- no aceptaría restringir la presencialidad en la educación inicial y primaria.

Los jueces preferirían dejar la decisión para la política.

Los jueces preferirían dejar la decisión para la política.
Esperando el fallo

“Estamos esperando el fallo (de la Corte)”, respondió cuando una periodista le preguntó qué pasaría si el máximo tribunal declaraba abstracto el primer planteo realizado por el Gobierno porteño para que se declare la inconstitucionalidad del artículo 2 del DNU 241, por considerar que avanzaba sobre la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires.
Fuentes judiciales señalaron a Télam que, extinguido el plazo del DNU 241 y dictado uno nuevo, el jefe de Gobierno porteño debería conseguir una nueva medida cautelar “de su justicia” –en referencia a la justicia porteña- y renovar su planteo a la Corte con uno nuevo.
“Podría plantear que el nuevo DNU constituye un hecho nuevo dentro del mismo expediente. Pero la respuesta no sería inmediata: otra vez se le correría vista a la Procuración General de la Nación”, se adelantó una fuente del máximo tribunal.

La opinión de un ex ministro de la Corte

Ante lo complejo del escenario judicial, Télam consultó la opinión del exjuez de la Corte Raúl Zaffaroni, quien sostuvo que “lo correcto es que la Corte se haga cargo de la situación, que tome en cuenta que se trata de un problema interprovincial en una situación de pandemia, que el poder de policía sanitaria en estos casos corresponde al Poder Ejecutivo federal y no a los gobernadores y que el gobernador de la CABA es el agente natural del gobierno federal”.
Además, afirmó que “la medida del Gobierno federal puede ser técnicamente discutible, que lo que se discute en el plano técnico no es irracional, que los jueces no deciden problemas técnicos, y, en consecuencia, que la consideren una cuestión política no judiciable”.

Powered by keepvid themefull earn money