“En los hospitales públicos la internación no está saturada ni agotada, hay camas”

En el marco del creciente aumento de casos de coronavirus que se viene reportando en las últimas semanas,  el ex secretario de salud del Municipio de General Pueyrredón, Gustavo Blanco, en dialogó con “el Retrato…” y analizó la situación epidemiológica local. “Mar del Plata no tiene muy buenos números en lo que es disponibilidad de camas en proporción con la cantidad de habitantes que tiene”, afirmó.

El ex secretario de salud del Municipio de General Pueyrredón, Gustavo Blanco, dialogó con “el Retrato…” y expresó su preocupación por el ascenso “brusco” de caos de COVID-19 que se vienen reportando en las últimas semanas en la ciudad. “En esta segunda ola, a diferencia de la primera, los casos que se han dado han sido más bruscos, repentinos y en mayor cantidad de números, lo cual hace que la pared de la ola sea bastante más empinada”, sostuvo.

“El ascenso de casos tan brusco trae algunos inconvenientes, porque agarra a los sistemas de salud con camas ocupadas con otras patologías, lo cual se venía trabajando como consecuencia del descenso en la primera ola. Por lo que, se comenzaron a reprogramar cirugías y la atención de la salud fue volviendo a su causa habitual, cómo corresponde”, completó el ex funcionario municipal.

En ese contexto, Blanco subrayó que el actual ascenso de casos “genera que empiecen a ocuparse rápidamente las camas COVID, que se tengan que agregar camas que no estaban destinadas a pacientes con esta patología y que comiencen a ocuparse fundamentalmente las terapias intensivas de Mar del Plata”. 

“Las terapias intensivas desde hace muchos años son las mismas en Mar del Plata, por lo que, no hubo un incremento de capacidad en internación tanto en el sector público como privado”, apuntó a la vez que aclaró que, si bien en el último año el gobierno agregó “algunas camas” en el Hospital Modular, lo cierto “es que no es suficiente para la cantidad de habitantes que hay en la ciudad, compuesta principalmente por población adulta mayor”.

Asimismo, manifestó su preocupación por la ocupación de camas que existe en los hospitales públicos y privados de Mar del Plata y por la “saturación” del personal sanitario. “Conforme a lo indicado por los profesionales de la salud, en los nosocomios públicos la internación no está saturada ni agotada, es decir que camas para internar aún hay”, precisó.

Sin perjuicio de ello, aclaró que existe “mucha saturación” en lo que respecta al recurso humano. “Desde hace un año los profesionales de la salud y unos meses están lidiando con esta patología, porque si bien las olas tienen picos y después descienden, lo cierto es que nosotros seguimos atendiendo casos de COVID desde que arrancó la pandemia”, expresó.

“En las terapias intensivas generalmente se internan los pacientes con complicaciones severas por este virus, por lo que, lo médicos, enfermeras, camilleros, kinesiólogos, etcétera vienen lidiando con todo esto y se están agotando. A pesar que hay inmunización del personal de la salud, lo cierto es que muchos de estos trabajadores han contraído incluso coronavirus”, apuntó.

En ese contexto, el reconocido profesional de la salud pidió a los marplatenses que “extremen” sus cuidados de prevención, apelando a la responsabilidad individual, independientemente de la fase que transite Mar del Plata. “Nuestra ciudad no tiene una capacidad en su sistema de salud como por ejemplo La Plata, Quilmes o Avellaneda, que tienen mayor cantidad de hospitales y clínicas privadas”, indicó y subrayó: “Mar del Plata no tiene muy buenos números en lo que es disponibilidad de camas en proporción con la cantidad de habitantes que tiene”.

 

Powered by keepvid themefull earn money