El Jefe de la Armada desvirtuó la versión sobre que se sabía dónde estaba el submarino

Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Julio Horacio Guardia, sin afirmarlos abiertamente desvirtuó las declaraciones del  contralmirante retirado Luis Enrique López Mazzeo, ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada y uno de los imputados en la causa por el hundimiento del navío, había reconocido ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia que veinte días después del naufragio, el buque chileno Cabo de Hornos ya les había revelado la ubicación del submarino siniestrado

Lo hizo al afirmar que “Desde la pérdida de contacto con el ARA San Juan se dio inicio a una de las operaciones más importantes de búsqueda y rescate de la historia mundial”, valoró. Narró que se cubrió “más de un millón de millas cuadradas con exploración aérea y 521.690 millas cuadradas con buques de superficie” y que participaron 27 buques -nueve extranjeros y 18 nacionales- y trece aeronaves -siete extranjeras y seis nacionales- en los operativos de rescate. Habló de hipótesis, de investigaciones, de incertidumbre, de probabilidades.

Remarcó  que recién con la llegada del buque noruego “Seabed Constructor”, al que se proveyó de toda la evidencia acumulada, se pudo hallar el casco del submarino tras dos meses de búsqueda y luego de procesar imágenes de equipos sumergibles y personal calificado. Evocó la madrugada del 17 de noviembre del 2018 y aclaró que “solo ese día, luego de un año de incertidumbre como resultado de la complejidad propia de una búsqueda en las profundidades del mar, pudimos conocer la localización precisa de los restos del Submarino ARA San Juan”.

De esta manera el Contraalmirante Julio Horacio Guardia negó aquella versión ante los familiares, luego de que la querella mayoritaria de los representantes de los tripulantes denunciaran al ex presidente Mauricio Macri y al ex ministro de Defensa Oscar Aguad por el presunto encubrimiento del hundimiento del submarino.

El Jefe del Estado Mayor General de la Armada informó, a su vez, que la Corbeta ARA Granville y el Aviso ARA Puerto Argentino en camino hacia la Antártida se desviaron para dirigirse al punto del hundimiento: se formaron, arrojaron una rosa al mar por cada uno de los fallecidos y leyeron una carta alusiva al homenaje. “Desplegados en tareas de control del mar, se encuentran en la posición del naufragio rindiendo los correspondientes honores y velando por su descanso eterno. Es un ejemplo más de nuestra determinación de mantener viva su memoria y estar a disposición de ustedes para todo aquello en que podamos ayudarlos”, manifestó Guardia.

Finalmente expresó su compromiso por “continuar colaborando con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos que derivaron en la pérdida del submarino y nuestros 44 camaradas”, y agregó: “Sus nombres, junto a otros que los precedieron en la custodia eterna de nuestros mares, nos iluminarán siempre en la senda del esfuerzo, la vocación de servicio y el cumplimiento del deber”.

Powered by keepvid themefull earn money