Cómo Impacta la Nueva Ley en el alquiler de departamentos en Mar del Plata

La nueva ley de alquileres modificó el escenario inmobiliario en todo el país, pero en este caso nos enfocaremos en la ciudad de Mar del Plata, donde la oferta y la demanda suele ser amplia dado que muchos de los propietarios poseen una vivienda en la ciudad balnearia como segunda propiedad para generar ingresos a través del alquiler.

Según explicaron especialistas inmobiliarios, la nueva ley movió al mercado por la gran cantidad de cambios que produce pero recién en unos meses más se verán verdaderamente como afectará la nueva ley.

De cualquier manera, el alquiler de departamentos en Mar del Plata no se detiene con ofertas para todos los gustos y en las diversas zonas de la ciudad.

Uno de los cambios que le da mayor seguridad al locatario a la hora de alquilar una propiedad es la cantidad de años de contrato que tendrá por delante. El aumento con la nueva ley de dos a tres años de duración es uno de los puntos más fuertes de la legislación vigente.

Entonces con 36 meses por delante surge otra modificación. ¿Cómo se actualizan los valores? A partir de ahora, la indexación saldrá de un promedio entre el IPC y el RIPTE.

Es decir, de una combinación entre el aumento de salarios y de la inflación; con lo cual ya no serán valores subjetivos sino a partir de una fórmula que será equilibrada tanto para locadores como locatarios pero no deja de ser parte de la pérdida de poder que sufrieron los dueños de propiedades.

Además el aumento será anual y no semestral con lo cual dará una mayor previsibilidad a ambos.

Propietarios e Inquilinos

Para los propietarios se presentan nuevas incomodidades que se contraponen a las costumbres de décadas. Por ejemplo, a partir de ahora el depósito no podrá ser mayor al primer mes de alquiler y la devolución del último mes de contrato deberá realizarse al valor de la última cuota y no al entregado al inicio del mismo.

El inquilino tiene a su cargo el pago de cargas y contribuciones de la propiedad alquilada, pero no las que graven el inmueble ni las expensas extraordinarias. El impuesto de ARBA deberá ser abonado por el locador.

La garantía es otro cambio sustancial. A partir de ahora el inquilino podrá ofrecer dos opciones entre una garantía propietaria, un aval bancario, seguro de caución, fianza o garantía personal del locatario que es documentada a través del recibo de sueldo o certificado de ingresos.

El locador no podrá obligar a presentar una garantía que supere el equivalente a cinco veces el valor mensual de la locación.

Los contratos deberán ser declarados por el locador ante la AFIP de forma obligatoria.

En concreto, todo cambio genera incertidumbre y dudas. En este caso el tiempo será testigo de los resultados de la nueva ley. Muchos alquileres en Mar del Plata vencen a fines de año, con lo cual estos próximos meses serán una oportunidad para saber cómo afectará la ley a los nuevos contratos y como se comportará el mercado en el futuro inmediato.

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money