Postergarían las elecciones previstas para octubre en la UCR bonaerense

El presidente de la UCR bonaerense, Daniel Salvador, convocó a los apoderados de las listas que encabezan el diputado provincial Maximiliano Abad y el intendente Gustavo Posse para analizar la postergación de las elecciones internas previstas para el 11 de octubre.

La intención es acercar posiciones para luego ratificar el aplazamiento en el plenario provincial del radicalismo. “Resulta evidente que estamos ante un escenario incierto para concretar las elecciones en la fecha establecida”, sostuvo el ex vicegobernador en un comunicado.

Salvador también recordó que varios países han “reprogramado la fecha de sus elecciones” por la pandemia de coronavirus (COVID-19) y que “a diferencia de las etapas anteriores del cronograma, la jornada electoral es de carácter presencial”. En rigor, la prórroga era una de las variantes que manejaban desde ambos sectores.

 “El primer paso es la convocatoria a las dos listas y después convocar al plenario para seguramente para definir una fecha. Pero todavía no está el día resuelto para el plenario”, dijeron desde cerca de Salvador a Diputados Bonaerenses.

Tal como consignó este portal, el viernes los dos espacios oficializaron las listas que competirán por la presidencia de la UCR bonaerense, los 4 delegados y suplentes para el Comité Nacional, y los 73 convencionales nacionales y suplentes, que tendrán un rol clave en la definición de la alianza de Juntos por el Cambio de cara a 2023.

Rapidamente, Posse salió a remarcar que las elecciones internas “no se pueden hacer en octubre, se deben realizar después de la pandemia”. “No queremos quedar como tontos y decir que vamos a hacer las internas en el medio una pandemia. Descartamos que eso se pueda realizar”, reforzó el representante de la lista 14, Protagonismo Radical.

En esa sintonía, Posse consideró que “la interna radical hoy es la prioridad número 400”. “El oficialismo tiene entender que estamos en medio de una pandemia. Una cosa es abrir los gimnasios, las industrias y los comercios para que se recupere la actividad económica y otra es la realización de una interna en medio de todo”, remarcó.

Posse enfrenta a la conducción de Salvador con el apoyo del senador Martín Lousteau y su grupo, Evolución, y acompañado por dirigentes históricos como Federico Storani y Juan Manuel Casella, quienes hace meses también insisten en la suspensión de los comicios internos.

En tanto, Abad cuenta con el apoyo explícito de Salvador y de dirigentes como Ernesto Sanz, Jesús Rodríguez y Facundo Manes (que decidió meterse de lleno en la compulsa bonaerense). El legislador también cosechó el respaldo de 27 de los 32 intendentes radicales; los 6 diputados nacionales, y 14 de los 16 diputados bonaerenses.

 

Powered by keepvid themefull earn money