Murió abuela en el geriátrico Sion y sus familiares piden saber sobre la salud del resto de los residentes

Sebastián Burgos, nieto de Dora Haydee Riciardi (91) que falleciera a raíz del coronvirus el pasado el pasado 30 de julio luego de ser trasladada del Geriátrico Sion, sito en Pringles 1862 (entre Arenales y Lamadrid), reclamó por la situación por la que estarían atravesando unos veinte jubilados alojados en ese lugar.

Burgos afirmó que están viviendo horas de inmenso dolor, luego de los dramáticos momentos que le tocara pasar a su madre , Dora Noemí Nima, quien fue alertada por autoridades del geriátrico Sion  que  su abuela había fallecido en el lugar y que debía ir hasta la sede de Pringles 1862.

Hasta allí llegó mi mamá el pasado martes 28 para ver a quien, según quienes la llamaron, había fallecido. Al acercarse al cuerpo y tocarla , la abuela movió las piernas, y mi madre desesperada empezó a los gritos reclamando una ambulancia urgente” dijo el dolido joven.

Ya en el hospital, le hicieron el testeo “pero murió a las 48 horas sin conocerse oficialmente el resultado” para acotar que “los médicos nos dijeron que era Covid, pero que faltaba la confirmación, lo mismo en la sala velatoria, donde ni siquiera pudimos verla ya que la llevaron al crematorio para icinerarla”

Burgos se preguntó “cómo es posible que no se nos de la información exacta. Hoy mi mamá está aislada ya que la tocó. No se pudo despedir de la abuela y tiene la incertidumbre de qué le pasó, aunque todos los síntomas que tuvo, son los del coronavirus”

Por ultimo pidió se les informe oficialmente de qué falleció “y que se sepa sobre el estado de salud actual  del resto de los abuelos del geriátrico Sion, y qué medidas tomaron luego de lo de mi abuela. Tengo la amarga sensación que no se está contando toda la verdad, y es algo que merecemos saber”

Powered by keepvid themefull earn money