La UTA nuevamente en estado de alerta por el cobro de los salarios de julio

Luego de la conciliación obligatoria que había dictado el Ministerio de Trabajo hace dos semanas para poner fin al paro de transporte, la Unión Tranviario Automotor (UTA) Mar del Plata se declaró este martes nuevamente en estado de alerta ante la “incertidumbre” que las empresas no paguen los salarios de julio. 

En tal sentido, el gremio de los choferes de colectivo, a través de un comunicado, dio a conocer la preocupación que atraviesan los trabajadores, ya que el sector empresarial manifestó que sufre “un retraso de dos meses de los subsidios”. 

“El estado de alerta es por la incertidumbre que genera el sector empresario al manifestarnos que al no haber recibido los últimos dos subsidios se les impediría liquidar en tiempo y forma las remuneraciones de julio”, apuntó Adrián Giménez, secretario adjunto del sindicato. De esta forma, la UTA no descartó “medidas de acción directa ante la falta de pago de los salarios de los trabajadores”.

La retención de tareas que inició el 22 de junio la UTA se fundó en la suspensión que hizo efectiva la Cametap contra 270 trabajadores. Al no haber avances en las negociaciones, el gremio buscaba presionar para que el Estado gire subsidios a las empresas involucradas, cuestión que todavía no se subsanó.

En este período, el conflicto también estuvo atravesado por otros reclamos que derivaron en graves hechos de violencia. El servicio llegó a interrumpirse por completo durante cinco jornadas por un bloqueo que llevó adelante una facción disidente del gremio y que impedía la salida de los colectivos.

Las autoridades regionales del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto y en dicha resolución se decidió “intimar a la asociación sindical y por su intermedio, a los trabajadores por ella representados, a dejar sin efecto, durante el período indicado toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”. 

Al mismo tiempo, se intimó a las empresas prestatarias a “garantizar el pleno cumplimiento y funcionamiento del servicio de transporte urbano de pasajeros de corta distancia en todos sus horarios y frecuencias establecidas mientras dure la conciliación obligatoria”.

Powered by keepvid themefull earn money