Montenegro plantó un jacarandá

El intendente Guillermo Montenegro participó junto al titular del EMSUR, Sebastián D´Andrea, de la plantación de ejemplares de jacarandá en el barrio El Grosellar- Montemar. Con esta actividad, desde el comienzo del Plan Forestar 2020, ya se colocaron 175 árboles de diversas especies en distintos puntos de la ciudad, bajo un cuidado protocolo sanitario.  “La verdad es que nos parece muy importante la presencia del Intendente hoy acá porque es una muestra de reconocimiento a todas las comisiones de los Barrios Reservas Forestales que, junto al EMSUR, vienen haciendo un trabajo de muchos años, muy comprometido y de enorme responsabilidad con la forestación de sus barrios”, indicó D´Andrea y expresó que “son ellos los que convocan, arman la logística y se organizan con la Dirección de Paisajismo y Arbolado Urbano para decidir qué especies es conveniente colocar, dónde y bajo qué cuidados como marca de su identidad barrial”.

“Esta es la tercera jornada de plantaciones desde que se reinició el Plan Forestar 2020. Tras un período de suspensión por la cuarentena, decidimos reestructurarlo y comenzarlo con un protocolo de prevención, y si bien el espíritu de este plan tiene que ver con la participación de los vecinos haciendo pozos, aprendiendo sobre especies, plantando, solicitamos a cada Sociedad de Fomento que haya un número reducido de personas en cada actividad”, explicó el funcionario.

En este sentido, el Plan Forestar no solo apunta a generar acciones de forestación y reforestación del Partido de General Pueyrredon sino también a generar conciencia ambiental y forestal, particularmente, que genere lazos de solidaridad dentro de la comunidad para revalorizar y entender la importancia de su arbolado.

Desde su inicio, el Forestar 2020 ya recorrió Las Margaritas, 2 de Abril y La Laura en zona norte; Playa Los Lobos en el sur, y El Grosellar-Montemar donde junto a los vecinos, delegados, fomentistas, profesionales y técnicos del ente municipal se plantaron especies acordes a las características del suelo, diferentes climas, exposición al viento o al salitre, según el caso. Bajo esta premisa, entre otras, se colocaron liquidambar, jacarandás, fresnos, dracenas y tamariscos que se adaptan satisfactoriamente a cada uno de los lugares elegidos y donde los vecinos se responsabilizan por su mantenimiento.

Powered by keepvid themefull earn money