Un frondoso prontuario tenía el ladrón que fue abatido por un jubilado en el barrio Colinas de Peralta Ramos

Un hombre de 81 años mató este miércoles de un disparo a un hombre que intentó entrar a robarle, junto con otras dos personas, en su casa ubicada en Azopardo al 3300 del barrio Colinas de Peralta Ramos. El delincuente fue identificado como Nahuel Lucas Jerez, de 27 años y numerosos antecedentes penales.

En ese marco, tres delincuentes intentaron este miércoles robar la vivienda de un hombre ubicada en Azopardo al 3300. Nahuel Lucas Jerez rompió un ventiluz y el hombre de 81 años desde la vivienda tomó una escopeta calibre 14, disparó en la oscuridad e hirió a ese asaltante, que finalmente murió en el lugar producto de la gravedad de la herida provocada.

El parte oficial elaborado por la Comisaría Tercera sobre el episodio decía: “Pasadas las 22 hs, personal de Comando es comisionado por 911 calle Azopardo al 3300 donde se habría perpetrado un robo en una vivienda. Al arribo se entrevista con morador masculino  (81), quien refiere que tres masculinos intentaron ingresar por ventiluz del baño, propietario efectúa disparo, hallandose el sector oscuro, con luz apagada al momento de efectuar la detonación. Personal constata deceso del masculino”.

El fiscal Fernando Castro se hizo presente en el lugar del hecho  y dispuso el secuestro del arma, el teléfono celular del dueño de casa y sus prendas de vestir aunque no dispuso ninguna medida restrictiva de la libertad para el hombre aunque preliminarmente lo imputó del delito de homicidio agravado por el uso de arma.

“Presente el lugar Fiscal UFI 1, Jefe Deptal, Jefe de Zona y Jefe Comando Sur. Posteriormente se establece identidad del occiso masculino (27) el cual cuenta con frondosos antecedentes penales por delitos contra la propiedad y las personas, tenencia de armas, estupefacientes”, concluye el parte.

El asaltante fue identificado como Nahuel Lucas Jerez (FOTO), de 27 años y sobre el que pesaban causas desde 2011 a 2019 por los delitos de “robo”, “robo agravado”, “portación ilegal de arma”, “hurto”, amenazas”, “infracción a la ley 23.737 de Estupefacientes” y “violación de domicilio”.

El hecho que un ladrón sea abatido durante un asalto es la tercera vez que ocurre en lo que va del año. El primero ocurrió en la zona de Camet en enero, donde un efectivo del Grupo Halcón evitó ser asaltado cuando se encontraba en un automóvil junto a su novia y disparó contra uno de los tres delincuentes; y el segundo en el barrio Primera Junta, donde el hijo de un contador que cambiaba divisas mató a un ladrón que quería robarle dinero a su padre. En ninguna de las ocasiones se detuvo a quienes dispararon.

Powered by keepvid themefull earn money