Declaró el Cordobés: Reconoció que vino a Mar del Plata con documentación falsa

Después de haber sido suspendida su declaración prevista para este lunes, finalmente el Tomás Páez (FOTO) , el joven cordobés que ingresó a Mar del Plata en plena pandemia con coronavirus declaró este martes ante la Justicia ederal, y aunque se negó a responder preguntas, reconoció que había venido a esta ciudad con documentación de un amigo a ver a su novia.

El imputado reconoció que presentó documentación de su amigo para ingresar a Mar del Plata, que vino a ver a su novia y que la buscó por su casa en Avellaneda al 800, para luego permanecer durante el fin de semana en el departamento de Gascón, a la espera del resultado del hisopado.

Además, Páez también aseguró que “no sabía ni se podía imaginar que tenía coronavirus” y detalló que al volver en marzo de un viaje en Estados Unidos se sometió tanto en el país norteamericano como en Argentina a un hisopado que dieron negativo, además de realizar un “aislamiento estricto de 30 días”.

Por su parte, el amigo de Córdoba que le prestó el auto y lo ayudó a falsear su identidad y la persona que le alquiló el departamento en Mar del Plata también deberán prestar declaración indagatoria, la cuales serán el 13 de julio.

El cordobés, que llegó a Mar del Plata con un permiso de fuerza mayor a nombre de otra persona para cuidar a un adulto mayor, enfrenta una causa federal por varios delitos. A su vez, se mantiene alojado en el hotel Facón del Mar para evitar que abandone la ciudad hasta que cumpla con el trámite judicial, sin perjuicio de haberse ya recuperado de la enfermedad.

Intervino la Justicial Federal y la fiscal Mazzaferri imputó a al joven porque consideró que hay elementos para profundizar la investigación sobre la propagación del virus y la utilización de identidad falsa.

El Código Penal, en el artículo 202, prevé entre penas de entre 3 y 15 años de prisión para quienes propaguen “una enfermedad peligrosa y contagiosa”. Asimismo, el artículo 203 propone a multas de entre 5 mil a 100 mil pesos cuando la propagación “fuera cometida por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo”.

Powered by keepvid themefull earn money