Mobil capacitó a más de 850 profesionales de talleres mecánicos y lubricentros en la región

Más de 850 profesionales de Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay se sumaron a “Fundamentos de la Lubricación”, la primera capacitación que lanzó la marca Mobil en el marco de su ciclo de formación para la comunidad de talleres mecánicos y lubricentros.

A cargo del experto internacional en lubricación con más de 30 años de experiencia, Ing. Wilson Sequeira, la presentación estuvo abocada a los conceptos básicos que se deben tener en cuenta sobre los aceites lubricantes. En primer lugar, se recalcó que la lubricación es el control de la fricción, entendida como cualquier desplazamiento que ocurre entre dos superficies sólidas. Los aceites contribuyen de esta manera a facilitar el desplazamiento de las piezas/superficies y, por lo tanto, brindan un mayor control de la fricción.

En línea con lo anterior, se destacó que, si bien los lubricantes pueden ser sólidos y gaseosos, principalmente son líquidos, como es el caso de los aceites. Derivados principalmente del petróleo, estos últimos son los más utilizados para la gran mayoría de las aplicaciones debido a su capacidad de adhesión a las superficies y su facilidad de manejo (son más maleables), entre otras propiedades.

Además de estas ventajas, en la disertación se remarcaron cuáles son las finalidades que tienen los aceites lubricantes. Más allá de la función principal de lubricar las partes de un motor o superficie, existen otras como, por ejemplo, reducir la fricción y controlar el desgaste, enfriar el equipo (es decir, ayuda a controlar el calor, por lo que al mantener la temperatura se prolonga por mucho más tiempo la vida útil del equipo), mantiene la limpieza y protege de la corrosión. Además, en el caso específico de motores y compresores, ayuda incluso a sellar la máquina.

Otro de los puntos clave de la capacitación estuvo centrada en conocer en profundidad una característica básica de todo lubricante: la viscosidad. Se trata de una propiedad física que indica la resistencia, lo que se traduce en la capacidad de fluir del aceite: mayor fluidez significa que un aceite tiene viscosidad baja, mientras que, a menor fluidez, el aceite presenta una viscosidad alta.

Finalmente, los participantes también tuvieron la oportunidad de conocer las clasificaciones de los aceites lubricantes (divididos en sintéticos, semi-sintéticos y minerales), los aditivos y su clasificación y aplicación, entre otras consideraciones básicas.

Dado que el aislamiento se mantiene en algunas zonas del país, la modalidad del encuentro (que fue virtual) se adaptó a la coyuntura actual para estar en contacto con los profesionales, aprovechando el tiempo en cuarentena para capacitarlos.

Powered by keepvid themefull earn money