Otra noche sin servicio de transporte público de pasajeros en Mar del Plata ante retención de tareas de UTA

Luego de que se cumpliera desde las 22 de este miércoles y hasta las 6 de este jueves el tercer día de paro de colectivos en Mar del Plata dispuesto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los choferes volverán a hacer una retención de tareas este jueves por la noche ante la falta de avances en las negociaciones con las autoridades nacionales, provinciales y municipales por la latente suspensión de 270 trabajadores que notificó a principios de esta semana la Cámara Marplatense de Empresas de Transporte Automotor de Pasajeros (Cametap).

Adrián Giménez, secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en diálogo con “el Retrato…” confirmó que la medida de fuerza se volverá a repetir con la misma modalidad: de 22 a 6, el servicio se suspenderá y no habrá ninguna circulación de unidades por las calles de la ciudad. “No tuvimos ningún tipo de novedad y estamos como el día uno: con retención de tareas de 22:00 a 6 horas”, aseguró.

“Vamos a continuar con una retención de tareas de 22:00 a 6:00 donde empiezan las distintas presentaciones. La medida será por tiempo indeterminado hasta tanto y en cuanto no se tenga un cambio de actitud respecto a la suspensión de los trabajadores”, sostuvo al mismo tiempo que comentó que las suspensiones arrancarían en principio “con trabajadores de menor antigüedad y menor cargas sociales, continuando progresivamente hasta llegar a los de mayor antigüedad y con menor carga social”.

Movilización de choferes de media distancia

Por otra parte, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) junto a choferes de servicios de media distancia y que forman parte de la empresa Costa Azul (con la línea 221 incluida) perteneciente al empresario Juan Inza, llevaron adelante este jueves una movilización en la zona de la Municipalidad para pedir asistencia para este sector y denunciar que los trabajadores solo cobraron entre el 10 y el 15% de los salarios de mayo.

En ese sentido, piden concretamente que las empresas puedan ingresar al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción -para que el Estado abone la mitad de los salarios de los trabajadores- algo que hasta ahora les fue denegado con motivo de recibir, paralelamente, subsidios estatales por su actividad en particular.

Powered by keepvid themefull earn money