Carta Abierta de la UTEP: Luchamos contra el Covid y contra el hambre y la exclusión

Las organizaciones nucleadas en UTEP mantuvimos una reunión con funcionarios del municipio de la cual nos fuimos sin respuestas claras a nuestras proyectos y demandas y con una profunda preocupación por la falta de una política de trabajo que esté a la altura de una ciudad que se proyecta con más de 100.000 desocupados y desocupadas.

Durante la reunión, la UTEP planteó propuestas de generación de trabajo, tanto bajo el parámetro de programas nacionales y provinciales, como de proyectos municipales y sólo encontramos evasivas y negativas. El municipio no solo no se interesó en tomar con seriedad nuestras propuestas, sino que ha dejado en evidencia la falta de un proyecto productivo de ciudad que contemple al sector de la economía popular.
Nuestro trabajo no tiene la misma protección que tienen otras actividades: remuneración estable y asimilable a convenios colectivos de trabajo, obra social, jubilación, descanso, indemnización, trabajo insalubre ni protocolos para desarrollar nuestra actividad, entre otras deudas pendientes, por eso exigimos soluciones de un gobierno que representa a la totalidad de la ciudadanía del Partido de General Pueyrredón.
Este gobierno de PRO-Juntos por el Cambio es la continuidad del gobierno de Arroyo. Las consecuencias económicas y sus malas gestiones las conocemos en carne propia. Con el hambre y el frío que generaron, no necesitamos que nos lloren la carta. Así mismo, somos plenamente conscientes de que esta situación de pandemia nos pega a todos y todas, pero no nos afecta de la misma manera. El sector de la Economía Popular está conformado por miles de trabajadores y trabajadoras que se inventaron su trabajo ante la absoluta desprotección del Estado para garantizar derechos humanos básicos (acceso a la salud, a la educación, a la vivienda digna, al trabajo digno). Ante tal panorama, el municipio nos contestó con excusas hacia terceros expresando la fragilidad heredada de las cuentas municipales, así como también señalando la poca o nula asistencia económica de los gobiernos nacional y provincial.
Pero más grave nos parece el ajuste en el sistema de salud y en la obra pública que ha ejecutado el municipio, y que golpea los sectores más vulnerables, lo que demuestra que la primera opción para ajustar es a los más humildes, sin embargo, no vemos que se haya ajustado la pauta oficial de la misma manera.
En un contexto de emergencia social, el gobierno de Montenegro no cuenta con el funcionamiento pleno del sistema de salud como así tampoco cuenta con un plan de emergencia ante un posible brote en nuestra ciudad.
Todas las organizaciones que conformamos la UTEP hoy estamos redoblando esfuerzos para que nuestros compañeros y compañeras puedan sobrellevar este momento. Más allá de esto, manifestamos al gobierno municipal nuestra voluntad de colaborar.
Por todo esto exigimos que el municipio dé soluciones. Y por sobre todas las cosas, salga de su soberbia al negarse a tomar en consideración el enorme aporte que pueden hacer las organizaciones sociales en esta emergencia nacional. Seguimos dispuestos a colaborar, pero bajo ningún punto de vista toleraremos que nos humillen y nos excluyan.
La totalidad de nuestros compañeros y compañeras viven el día a día y por ello es necesario concentrar todos los recursos posibles en garantizar lo necesario para que los trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular se puedan quedar en sus casas.
La lucha no es solo contra la enfermedad del Covid-19 sino también contra el hambre y la exclusión, por eso exigimos respuestas. Exigimos que se incluya a la economía popular en un proyecto de ciudad, porque acá, nadie se salva solo…

Powered by keepvid themefull earn money