80 dias “de otra manera”

(Exclusivo para “el Retrato…” por Dimas J. Pettineroli – Desde Bahía Blanca) Nunca mas vigente  hoy que aquel genial  “yo soy yo y mis circunstancias”, del filósofo español José Ortega y Gasset (1883-1955.)

Sin dudas nuestras vidas quedaron pegadas a una circunstancia mayor: la Pandemia Corona Virus y su más científica denominación COVID-19. Y hoy a la Pandemia y sus horribles colaterales.

Parece de la prehistoria que ya columna de hace 6 semanas. Y ni que hablar de cuando se pensaba que no íbamos a aguantar dos semanas! ¿Se acuerdan?

Bien, estamos en 80 días de encierro, confinamiento, restricciones, perdida de libertades básicas, etc., entre otros males.

El 23 de marzo les dije por acá: “me preocupa el 31 de marzo. Con que van a pagar los sueldos si están cerrados!”

En ese momento todos estaban impactados por la cuarentena y lo sanitario. Hablo el Presidente, todos aplaudieron. Ni aludió a la cuestión.

Pero ese aviso mío era porque no veía ni una sola palabra para el drama económico que significa estar cerrados.

Marzo  paso a los tumbos. Había que aprender a vivir “en domiciliaria”.

Abril, fue dramático ya con cierres definitivos.
Empezamos a resignarnos a escuchar cada 14 días que seguiríamos presos otras dos semanas. Y Así sucesivamente. Ahora la “medicina” creció a 3 semanas.

En Mayo tuvimos el peor mes del siglo en materia comercial.

El INDEC informaba de un incide de costo de vida dibujado de la nada. NO había actividad de ningún tipo. Que median?
La ansiedad empezó a desbordarse.
La cosa empezó a politizarse. Kicilof le metió leña al fuego, y Rodríguez Larreta, con sus indefiniciones, dejo pegado al PRO a las maldiciones por los cierres indefinidos. AF era como un juez de Tenis, siguiendo las pelotas de fuego que le manda Kici a HRL. Un espectáculo desagradable y que reconfirmaba que la Grieta sigue más viva que nunca. Horrible.

Empresarios de todos los niveles, desde peluqueros a dueños de cadenas de comercios, empezaron a hablar y mostrar el desastre.

Apareció la venta por internet, pero fue mínima. Apenas un 10 % o menos.

Resurgió el delivery (ahora en baja) y los servicios de cadetería florecieron.

Seguíamos aprendiendo a vivir “de otra manera”,

Y Junio amanece con la esperanza que la apertura gradual sea total.

Nuestro PORTAL es un muestrario de la crisis. Fotografiado. Certificada. Nadie se salva.
Veo una luz al final del túnel? Por ahora no. Lo siento. Pero ustedes que hace 30 años que me conocen, saben que no miento. Ojala me equivoque. Pero no hay señales buenas desde el Estado. Más bien malas.

No hay apoyo financiero, por ahora, para los aguinaldos.

Quiere el Presidente congelar las jubilaciones hasta 31.12.2020.
Más injusto imposible.

Y el Default sigue vivo., Cuidado. Ampliare este tema en breve.

Queridos lectores:

Estamos vivos. No perdamos la esperanza.
Fe y fortaleza.

Abrazo grande.

DIMAS PETTINEROLI

[email protected]

Powered by keepvid themefull earn money