Reunión entre el Sindicato de Obreros Navales y el Movimiento Octubres,

Se llevó a cabo una reunión entre el Sindicato de Obreros Navales y el Movimiento Octubres, para profundizar la integración entre las organizaciones, con el objetivo de luchar por la recuperación de la soberanía fluvial y marítima de la Nación.

La industria naval, la marina mercante, la cuenca Paraná-platense, el Mar Atlántico argentino, el espacio Malvinas / Antártida “son dimensiones que requieren una lucha unificada de todos los argentinos y las argentinas, y son los trabajadores los primeros que tenemos que unificarnos para alcanzar los objetivos de soberanía que nos enseñó el peronismo y construir la conciencia fluvial y marítima que nos merecemos”, dijeron los organizadores de la reunión.

Señalaron que “Entre ambas organizaciones hay una historia de trabajo común. La lucha por un Régimen de Promoción de la Marina Mercante y la Industria Naval derivó en un Proyecto de Ley que la mayoría del sector de la industria y la logística fluvio-marítima promovió durante el gobierno de Cristina, que terminó en dos leyes separadas de la marina mercante por un lado y la industria naval por el otro, sin financiamiento y con modificaciones durante el gobierno de Macri y el inefable Ministro Dietrich, al proyecto que impulsó originalmente el Diputado Gastón Harispe y la Mesa de la Concertación Naval”

En la reunión, en la que estuvieron presentes en forma virtual dirigentes de las seccionales del sindicato, se evaluaron las consecuencias sociales y económicas de la pandemia actual, sumada a las políticas de desnacionalización y desmantelamiento de la industria nacional durante el gobierno anterior. “Los trabajadores de la economía popular, los movimientos sociales peronistas y los que estamos bajo convenio, debemos estar más unidos que nunca en este nuevo desafío de gobierno nacional y popular”, dijo el Secretario General del SAON, Juan Speroni

La riqueza de Argentina se va por el Paraná como oni.productos primarios, a través de la hidrovía que lejos de ser un lugar de integración de naciones hermanas de la Patria Grande, es la llave del coloniaje de empresas navieras multinacionales y comercializadoras de cereales que se benefician con una obra faraónica pagadas por todos los argentinos. La hidrovía es un contrato a una empresa de dragado extranjera, relicto del Consenso de Washington que no debería renovarse el próximo año, sino que el mantenimiento del dragado debería realizarse con empresas y capitales argentinos, para un comercio exterior que beneficie a los intereses nacionales. “Es necesaria una nueva visión geopolítica de nuestras vías navegables, con puertos de aguas profundas para la producción”, sostuvieron los trabajadores.

“Hay que recuperar las vías navegables, los puertos -actualmente extranjerizados-, la flota de bandera nacional, ampliar y renovar la flota pesquera, la presencia de la marina mercante argentina, la Prefectura y la Armada en el mar atlántico y la defensa hasta las 200 millas de nuestros recursos pesqueros, así como ser custodios de nuestras riquezas frente a la depredación de los recursos hidrocarburíferos que llevan adelante los ingleses asentados ilegalmente en Malvinas. Y poner especial atención al papel del Puerto de Montevideo – concesionado a las mismas empresas que usufructúan el Puerto de Buenos Aires-, que presta servicios de abastecimiento y logística a los buques que pescan ilegalmente en nuestros mares y a los barcos que van y vienen de Malvinas atentando contra nuestra soberanía nacional, para lo cual se comprometió el actual Diputado del Parlasur Gastón Harispe a promover un pedido de informes y de queja ante sus pares uruguayos en el Parlamento del Mercosur.

Powered by keepvid themefull earn money