Daños colaterales por testeos que provocan muchas dudas

Parafraseando a Mercedes Sosa, podríamos decir que “Cambia, todo cambia…”, al menos para el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino, que en las últimas horas de este martes dio un informe donde afirma que la mucama de la Clínica del Niño de 30 años que había dado positivo el pasado viernes, ha recibido el alta por criterio laboratorial.

Igual camino siguen los cuatro compañeros de la mujer también dieron negativo en el primer retesteo y se espera que este miércoles se realice la segunda prueba para determinar si ya se le puede dar el alta; algo que seguramente se confirmará oficialmente en las próximas horas.

Cabe aquí preguntarse ¿Qué está pasando?. ¿El INE está fallando? ¿El laboratorio instalado con bombos y platillos en el HIGA también?, ¿ o son los reactivos ¿chinos? que no dan el resultado esperado?.

Ante tanto testeos “ambiguos”, alguien ha pensado en la incertidumbre, que esos informes del SISA, vienen provocando a lo largo y ancho de Mar del Plata…? .Y ni qué hablar del daño institucional y profesional que hoy sufren los establecimientos involucrados.

Se sabe que técnicamente las pruebas de testeo tienen una sensibilidad y posibilidad de error de entre un 10 y un 15% promedio, y seguramente esto es lo que se esgrimirá, y con lógico fundamento más teniendo en cuenta la profesionalidad de quienes trabajan en aquellos dos laboratorios.

Pero, siempre hay un “pero”, más para quienes ejercemos esta amada profesión, que deja la puerta abierta a preguntarse sobre las verdaderas razones de las “urgencias” en “infectar” y “desinfectar” a  Mar del Plata, cuando era ejemplo de control y hasta el propio Presidente de la Nación, la ponía como ejemplo.

Hoy, mal que le pese a alguno, han provocado un daño colateral, que nos ha afectado a propios y extraños.

Miguel Avellaneda

 

Powered by keepvid themefull earn money