Las policías del pais detuvieron a unas 200 personas por violar el Decreto de la cuarentena

Desde las cero horas del viernes rige la cuarentena total en el país. Los ciudadanos no pueden salir de sus casas salvo para cuestiones menores o ir a comprar lo indispensable para sobrellevar los días de encierro. Sin embargo, algunas no lo cumplieron. Las policías de todo el país detuvieron y demoraron a unas 200 personas por violar el decreto impuesto con el fin de evitar la propagación del coronavirus. Aunque la cifra definitiva a nivel nacional aún no se publicó.

Los casos fueron desde una redada en un hotel alojamiento en el barrio de Balvanera  donde se detuvo a 13 personas hasta una médica con síntomas, hasa distintos ciudadanos que salieron sin justificación a la calle a lo largo del país incumpliendo la norma.

Hubo 50 detenidos en la provincia de Córdoba, 50 en Corrientes, 32 en la ciudad de Buenos Aires, 27 en Santa Fe, 13 en Mendoza y 2 en Salta.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, según informaron, se realizaron 600 denuncias contra personas que no cumplieron el aislamiento. El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad informó que hasta el momento recibió 128 acusaciones para investigar. 12 corresponden a personas que al momento de ser advertidas sobre la falta que cometieron se resistieron a la autoridad.

Por otro lado, en el ministerio de Seguridad de la Nación informaron que hoy recibieron 1.123 llamadas a la línea gratuita 134 destinada por el Gobierno nacional para realizar denuncias de forma directa a personas que no cumplan con el aislamiento impuesto y que de aquellas acusaciones se comenzaron a investigar 58 nuevos casos de ciudadanos que infringen el protocolo de sanidad. También dijeron que desde que comenzó a funcionar el número, el martes pasado, tuvieron “10.007 llamadas, de las cuales 642 fueron remitidas al Comando Unificado de Seguridad para su análisis”.

Agregaron, que hasta el momento no lograron centralizar el total de la información de todas las policías del país que están actuando en el control social para tener la cifra final de detenidos.

La Policía de la Ciudad, por su parte, detalló que en el primer día de la cuarentena se detuvo a 20 personas y se demoró a 12. Y agregó que en Belgrano, capturó a siete delincuentes, uno de ellos armado con una pistola Bersa 9 milímetros.

Las fuerzas de seguridad federales y provinciales a partir de hoy comenzaron a jugar un rol clave en el territorio nacional durante la cuarentena total anunciada por el presidente Alberto Fernández con el fin de evitar la propagación del coronavirus hasta el 31 marzo.

“El servicio se inició a 5 de mañana para visibilizar y concientizar a la población. Y ahora a partir de las 15 empezó el control más intenso. Que se da en varios puntos del acceso a la capital. De manera coordinada con Ciudad y con provincia de Buenos Aires. Nos toca el control de la entrada y la salida de la ciudad. Siempre coordinados”, relató una fuente de la Policía Federal a Infobae, precisando cómo se hacen los operativos de control social estipulados.

Y agregó: “En la terminal ómnibus de Retiro se terminó de recibir a los micros que llegaron de todo el país que no habían podido venir antes. Y estaba tranquilo. Muy poca gente. Ahora estamos controlando a la gente que anda por calle sin tener ningún motivo para hacerlo”.

El Presidente de la Nación aclaró ayer que “nadie puede moverse de su residencia” porque “es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos”. Y remarcó que el control de las fuerzas de seguridad será estricto: “Vamos a ser muy severos”

Esto quiere decir que quien sea detectado fuera de su hogar en un movimiento que no sea esencial para la continuidad de la vida normal será acusado de un delito y podría ir recibir, de movida, una prisión domiciliaria. Quienes incumplan con la norma serán acusados del delito de violar los artículos 205 y el 239 del Código Penal.

En 205 establece que prisión de seis meses a dos años para “el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

El 239 indica que “será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.

Fuente: Infobae.com

Powered by keepvid themefull earn money