Otra agresión de patovicas obliga a replantear urgentes cambios legales de la nocturnidad

 Otra violenta intervención de patovicas, en este caso en la vecina Balcarce, nos obliga a reflexionar acerca de la necesidad de cambiar aspectos legales de la nocturnidad.

Una brutal agresión se produjo este domingo por la madrugada a la salida de un boliche de la ciudad de Balcarce, al sur de la provincia de Buenos Aires.

Un hombre de 39 años recibió un golpe de puño salvaje tras ser expulsado por personal de seguridad del boliche “Proyecto”, ubicado en la calle Gonzales Chaves entre 3 y 5 de la ciudad serrana, y permanece internado en grave estado.

El violento episodio quedó registrado por las cámaras de seguridad el lugar. Las imágenes muestran como José Coronel es echado del local bailable, en circunstancias aún no esclarecidas, por dos “patovicas” que lo expulsan de una patada del lugar. Cuando el hombre se encuentra afuera, parece recibir una advertencia de uno de los custodios, el otro se aproxima y sin mediar palabra le da un golpe contundente en la cabeza.

La reiteración de estos hechos obliga a reflexionar acerca de la falta de preparación profesional y la flojedad de criterio de quienes se han institucionalizado como custodios de los centros nocturnos y replantear urgentemente las responsabilidades emergentes de su accionar. Porque más allá de las cuestiones penales seguramente ya es hora de crear las bases legales para que los propietarios de los boliches sean co.responsables de los daños causados por el personal que les responde y que además los establecimientos sean clausurados en forma inmediata hasta que se deslinden responsabilidades.

Sin dejar de reconocer el exceso en el consumomde alcohol -y de otras sustancias- que hoy parece la regla general de la nocturnidad, y que también debería ser sometido a revisión, no es posible aceptar como normal y habitual este tipo de ataques que ya han tenido consecuencias trágicas en todo el país.

¿Es que los argentinos hemos perdido la capacidad de poner límites?, ¿o la venalidad de los funcionarios y policías se ha instalado como una vía de impunidad para las violaciones legales de todo tipo que hoy rigen la vida nocturna, entre otras, de nuestra sociedad?.

A causa del impacto, la víctima se desvaneció y cayó de espaldas contra el asfalto, lo que le provocó una fractura de cráneo y una serie de lesiones neurológicas por las que fue asistido de urgencia en el Hospital Municipal Felipe A. Fossati y luego trasladado Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata, donde debió ser operado para evacuar un hematoma subdural.

Otra aberración, un nuevo atropello y la necesidad de decir basta al reino de la violencia sin freno, el abuso y el riesgo que corren las personas por el solo hecho de acercarse a un boliche nocturno.

Ojalá esta sea la última vez…aunque lo dudamos.

Gentileza Adrian Freijo

Powered by keepvid themefull earn money