Cristina asumió la presidencia desde el Instituto Patria, pero se anticipó que ni pisará la Rosada

Cristina Kirchner firmó este martes el acta del traspaso de mando y quedó al frente del Poder Ejecutivo hasta el sábado, cuando Alberto Fernández volverá al país después de su primer viaje internacional a Israel.

En la sala del Instituto Patria sólo estaban presentes Cristina, su vocero, el escribano del Gobierno y una fotógrafa. “Fue un acto protocolar”, aseguraron a este medio. La vice no se cruzó con Alberto, que puso su firma un rato antes en Casa de Gobierno y partió a Ezeiza para tomar un vuelo comercial de Alitalia rumbo al Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Holocausto, acompañado por Fabiola Yáñez, Axel Kicillof, Eduardo Valdés, Sergio Urribarri y Juan Pablo Biondi.

Desde el entorno de Cristina confirmaron que mantendrá el perfil bajo durante los próximos cuatro días y no pisará la Casa Rosada. En los hechos, quien quedará al frente será Santiago Cafiero, que no fue parte de la comitiva presidencial y este miércoles encabezará por la mañana una reunión del gabinete económico, luego una visita de gobernadores y a la tarde una recorrida por Aysa con Malena Galmarini y el ministro Gabriel Katopodis, confirmaron fuentes de Jefatura de Gabinete.

Desde el Patria aseguran que Cristina tuvo una incidencia importante en la decisión de Alberto de viajar a Israel. La invitación estaba dando vueltas, pero no se sentía obligado ya que ninguno de sus pares latinoamericanos participará del foro y en un sector del Gobierno consideraban un gesto importante que su primer viaje al exterior fuera al Vaticano, como estaba previsto para la próxima semana.

Ella le habló de la importancia del evento en sí, de la relación bilateral y la buena oportunidad de cruzarse con los líderes internacionales que participarán“, explicaron fuentes cercanas a la vicepresidenta, que durante su gestión tensó el vínculo  con Israel por el Memorándum con Irán.

En el kirchnerismo niegan la versión de que Cristina haya intentado gestionar una reunión entre Alberto y Vladimir Putin. Mientras dicen que “no sería apropiado” que interceda, lo cierto es que hasta el momento no hay confirmado un encuentro privado con el ruso.

Cristina y el escribano de Gobierno

En rigor, el Presidente solo tiene confirmada para el viernes una cumbre con su par israelí, Reuven Rivlin, aunque en no se descarta la posibilidad de que lo reciban el primer ministro Benjamin Netanyahu -después de la reunión con el presidente de ese país-, y el francés Emmanuel Macron.

Pasadas las 13.30 de este martes, Cristina seguía en el Patria con una agenda “privada” pero activa. Entre las últimas reuniones de la vicepresidenta trascendió un encuentro con Eduardo Duhalde, a quien recibió el lunes durante una hora y media en su departamento de Recoleta, también sede de sus cumbres políticas.

Duhalde confió que -después de varios desencuentros- Cristina le pidió el último jueves que la llamara esta semana para coordinar un encuentro, que finalmente se dio ayer por la tarde, en el que charlaron sobre “temas de gobierno”. En concreto, el ex presiente le llevó tres proyectos que tienen un “aspecto legislativo” y de los que volverán a hablar en un segundo encuentro que se dará la próxima semana. 

Ella tuvo una respuesta positiva sobre mis propuestas, pero nos juntaremos a charlar más a fondo”, dijo el ex presidente, que insistió en que sus diferencias con Cristina quedaron definitivamente en el pasado

Powered by keepvid themefull earn money