Sebastián Vera: “El mayor premio fue jugar la final masculina de hockey y clasificarnos al Regional”

Culminado un excelente año deportivo, el entrenador del Plantel Superior y Coordinador de la parte de varones del Club Náutico de Mar del Plata, Sebastián Vera, que colocó al conjunto como Subcampeones del Torneo Oficial de Hockey Masculino marplatense, llegando a una final por primera vez en su historia, dialogó con “el Retrato…” y resaltó que “es vital el crecimiento del hockey masculino para generar más entrenadores, más árbitros y para que haya más gente involucrada en el deporte”.

Sebastián Vera, arrancó hace 13 años a practicar este deporte en MDQ para el Torneo Metropolitano, luego realizó la tarea de árbitro para los clubes y hace aproximadamente 7 años comenzó a ejercer el rol de entrenador. En conversación con “el Retrato…” el actual director técnico del equipo masculino de hockey del club Náutico Mar del Plata resaltó el crecimiento de este deporte en el último tiempo a la vez que reconoció la importancia de fomentar también la parte masculina de este disciplina.

-¿El hecho de estar en Necochea, Balcarce, Villa Gesell o Pinamar sirve para regionalizar y darle más valor al deporte en sí?

-Sí, sirve un montón para seguir expandiendo el deporte en la zona y para que la Asociación y la Liga sea más grande. Gracias a eso hay tres líneas deportivas en las cuales para el próximo año todos los equipos de afuera ya están jugando la línea B o A, lo cual es un crecimiento muy bueno para los equipos de esas ciudades.

“El gran desafió ahora es que desarrollen las categorías infantiles”

El club MDQ que resultó ganador de la final del torneo de primera división de hockey masculino cuenta con todas las categorías y por su parte, el Club Naútico es la segunda institución deportiva con más divisiones inferiores de caballeros, ya que les falta completar aún dos categorías: sexta y séptima división.

En ese marco, el entrenador de los Subcampeones hizo hincapié en la importancia que tiene el hecho de desarrollar el hockey masculino en la región. “Es vital el crecimiento del hockey masculino para generar más entrenadores, más árbitros y para que haya más gente involucrada en el deporte”, aseguró a la vez que comentó: “Los que hemos practicado esta disciplina sabemos la importancia que tiene que salgamos a otros clubes a armar escuelitas y que los clubes femeninos empiecen a desarrollar equipos masculinos para que esto siga creciendo”.

“Está buenísimo que este año haya 6 equipos para competir y hay que estar contentos que se desarrolló un torneo en Primera División, después de 20 años aproximadamente. Hubo un gran crecimiento en los clubes de primera, pero el gran desafió ahora es que desarrollen las categorías infantiles”, apuntó a la vez que comentó que los más chicos representan “el futuro y lo que le puede dar continuidad a esto, sino con el tiempo cuando los grandes no puedan ir jugando más, el hockey masculino va a ir desapareciendo”.

“El mayor premio de este año fue jugar la final y clasificarnos al Torneo Regional de Clubes”

Seguidamente, explicó: “El trabajo nuestro se dividió en varios pasos: el primero fue armar un grupo fuerte y unido que se cumplió en la primera parte del año y lo segundo era lo deportivo, es decir, que haya sentido de pertenencia en los jugadores” al mismo tiempo que subrayó la importancia del hecho de poder “tener vida de club, es decir, terminar de entrenar y poder quedarte compartiendo una cena con el plantel por ejemplo y demás, lo cual no todas las instituciones lo tienen”.

En cuanto a lo deportivo, aseguró que lo vienen trabajando desde la pretemporada. “Nos propusimos ser un equipo competitivo, porque el primer intento de campeonato de seven que se hizo el año anterior terminamos en la sexta posición de ocho equipos y con un rendimiento no muy bueno. Por eso, queríamos superarnos y sin ponernos techos”, explicó.

El primer objetivo que nos propusimos fue terminar entre los tres primeros cuando finalizara la fase regular y lo pudimos cumplir porque llegamos al tercer puesto, después de una primera rueda muy mala que nos sirvió mucho para hacer una autocrítica, con crecimiento y con humildad seguir trabajando y esforzándonos, porque el premio tarde o temprano iba a llegar”, sostuvo y agregó que “fue un logro muy lindo de superación y de querer el objetivo realmente: todos los jugadores estaban convencidos de lo que querían y que podían llegar a hacerlo”.

En función de ello, el referente del Naútico resaltó que cuando clasificaron a los cuartos de final “estaban convencidos” que podían acceder a la semifinal. “Estábamos en desventaja por lo que había sido el año, el rival y porque en los dos partidos nos metieron muchos goles, pero bueno confiando en nosotros y en cómo estábamos entrenando bien. Sabíamos que podíamos pasar ese escollo y por suerte se pudo lograr”, expresó.

“El mayor premio que nos tocó este año fue justamente haber accedido a la final y clasificarnos a un Torneo Regional de Clubes, que para la institución es muy importante y para los jugadores también, ya que muchos no saben de qué se trata esa experiencia”, afirmó.

Además, reconoció que cuando terminaron la primera rueda, después de haber perdido la mayoría de los partidos, se dieron cuenta que no estaban haciendo las cosas “bien y sencillas”, pero que si se ajustaban algunos detalles se podía revertir la situación. “Cuando fuimos más humildes y pensando en partido tras partido en superar al rival que teníamos en frente hicimos el click y tuvimos una segunda rueda recontra superadora”, describió.

En ese contexto, Vera destacó que el hecho de haber salido Subcampeones generó un mayor incremento de deportistas masculinos de esta disciplina. “Hemos sumado varios jugadores a caballeros mayores. Se llegó a un número de 25, lo cual es un montón, porque no es fácil reunir a tantos adultos. En ese sentido, hemos ganado sin tener el éxito deportivo como bandera o estandarte para incentivar a alguien a que venga el club”, comentó.

“Hasta el año que viene igualmente no vamos a saber si el hecho de haber salido subcampeones tuvo éxito”, aclaró a la vez que apuntó al hecho de continuar trabajando y a la calidad del mismo, que es lo que puede marcar la diferencia con los demás. “El gran desafío que tenemos en mayores es poder completar y nutrir a las inferiores del club”, aseguró.

“El objetivo para el 2020 es claramente poder mantener lo que se logró “

-¿La meta en lo deportivo es el Regional?

-El objetivo para el 2020 es claramente poder mantener lo que se logró hasta ahora para que no sea simplemente una casualidad que se llegó a esta instancia, porque a veces lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Por eso, el primer desafío que tenemos es volver a mantenernos y pelear por un podio, sin importar cuál sea el número, porque si llegaste a instancias definitivas es porque el trabajo lo has hecho bien. También queremos que los jugadores experimenten y disfruten de ese Torneo Regional, no nos vamos a poner ningún objetivo, al igual que este campeonato lo haremos de la mejor manera para dejar bien representado al club.

 “Más allá de los objetivos de la primera, el gran desafío para el año que viene es que las inferiores terminen de crecer”, aseguró el referente de la institución deportiva marplatense a la vez que comentó que “es un trabajo que va a llevar varios años y va a haber que realizar un empleo extra de buscar chicos en los colegios”.

En relación a ello, describió que “muchas veces con un poco de difusión del deporte se puede conseguir un semillero más grande que si pretendemos que solo vengan por un logro que haya obtenido la primera división, porque a los padres lo que más les termina de convencer muchas veces es cómo se trabaja en un club”.

“La idea va a ser llevar a los colegios más cercanos del club la propuesta de hacer un taller de hockey en las clases de educación física para que los chicos experimenten el deporte, lo prueben y después invitarlos al club a que se sumen”, afirmó Vera a “el Retrato…”

-¿Ejercen mucha presión los padres sobre sus hijos como muchas veces sucede en el fútbol por ejemplo?

-Lamentablemente en el hockey está sucediendo eso, que antes no pasaba. Ahora los padres viven el hockey con tanta pasión como si fuera el fútbol y a veces comete esos errores de sobre exigir a su hijo o insultar a otro chico del club contrario. Desde los clubes y otras instituciones se está tratando de pregonar justamente eso. Todos los clubes están preocupados por esa temática, porque no queremos que se vuelva normal algo que no es puro del deporte.

 

Powered by keepvid themefull earn money