Cesar Trujillo II: Esta era la “Ciudad feliz” y ahora es la “Ciudad infeliz”

“En Mar del Plata siempre la inversión privada es lo que ha mantenido todo. Gracias a la inversión privada todavía tenemos un poco de trabajo” no dudó en afirmar César Trujillo , Secretario de la UOCRA Seccional Mar del Plata en dialogo con “el Retrato…”,a la vez que expresó su preocupación “con los dirigentes y con la clase política que no piensan esto”.

Reconoció que la situación económica y especialmente el valor alcanzado por el dólar “se ha complicado  la industria de la construcción. Los insumos se han ido por las nubes y eso repercute en el trabajo. Si pusiéramos en marcha la construcción en serio en este país, trabajarían 40 gremios directos y 40 indirectos, pero acá no sé qué pasa con los dirigentes y con la clase política que no piensan esto y Mar del Plata es la máquina de impedir.

-¿A qué se referís con que Mar del Plata es la máquina de impedir?

-Ante cada proyecto ponen palos en la rueda. La construcción da trabajo aún luego de las obras terminadas. Cada obra que viene deja gente trabajando. Esto da trabajo a los jóvenes también. El otro día llamaron por diez puestos de trabajo y se presentaron dos mil jóvenes, es una barbaridad. Hay que reactivar el puerto y darle valor, porque ha quedado obsoleto. Había mano de obra en la parte textil y si no trabajamos para que el turista venga, haciendo las obras necesarias, estamos complicados. Esta era la “Ciudad feliz” y ahora es la “Ciudad infeliz”. Es lamentable.

– ¿Los planes Procrear se frenaron?

– Totalmente, porque no está al alcance de la clase media, de los trabajadores. El crédito UVA fue nefasto, pero fue muy bueno el primer plan Procrear, ya que se han hecho muchísimas cosas y sobre todo para los jóvenes que empiezan con sus vidas y hoy no hay posibilidad de plan de viviendas. Esperemos que este gobierno trabaje para la clase media, los trabajadores.

-¿Pensas que este nuevo gobierno cambiará la situación?

Si bien el panorama es complicado, Trujillo  indicó que “con el Gobierno de Alberto Fernández tengo esperanza que cambie la situación. Nosotros tenemos la suerte de tener un Secretario General nacional como Gerardo Martínez que  está a la altura de las circunstancias y esa experiencia que él tiene y trae a la Argentina la tiene que desarrollar, pero se encuentra con oídos sordos, gobiernos de turno que no escuchan y que se la agarran con los trabajadores. Todo eso habría que revertirlo en Argentina para que seamos potencia. Está todo por hacerse.

 

Powered by keepvid themefull earn money