Antares revoluciona el mercado artesanal: presentó una cerveza (en lata) elaborada con agua de mar

A poco de cumplirse 21 años de la inauguración de su primera cervecería en Mar del Plata, Antares presentó una nueva cerveza artesanal. Atlántica,  realizada con agua de mar y distribuida en lata.  Pablo Rodríguez, encargado del lugar, dialogó con “el Retrato…” y afirmó que se encuentran enfocados en apertura de más locales y en empezar a exportar, parte de la producción anual que alcanza a los 5 millones de litros por año.

En tal sentido, Pablo Rodríguez, uno de los propietarios de Antares, dialogó con “el Retrato…” y explicó que “la iniciativa de la lata decidimos hacerlo haciendo cerveza con agua de mar. Hicimos una edición limitada con una empresa de energía dónde está la toma de agua de mar para poder obtener el líquido, pero en este caso ya es un emprendimiento nuestro”

Pablo Rodríguez recordó que fueron pioneros en la zona. “Antes la cerveza artesanal solo estaba en el sur, en la Patagonia y ahí empezó el hobby de hacer cerveza casera en algo más, de agrandar el círculo apoyado en nuestra profesión. Abrimos una fábrica con sala de degustación , restaurante y así nació el primer Antares”, afirmó a la vez que comentó que los dueños de la empresa son dos ingenieros químicos y una diseñadora industrial.

“El crecimiento fue lento los primeros diez años y se aceleró los últimos 7 u 8 años. La categoría tardo en despertar en algunas ciudades y en Mar del Plata, Bariloche, La Plata y Córdoba eran como núcleos cerveceros, pero no llegaba a explotar a nivel nacional”, sostuvo y agregó que ya hace diez años que vienen con buena cantidad de locales con la marca Antares.

Antares cuenta con 53 franquicias distribuidas en casi todo el país, con excepción de  Corrientes y algunas provincias más. “Lo que llama la atención es que lugares donde no vendíamos cerveza ya conocen la marca. El hecho de venir bregando hace que tengamos un posicionamiento independientemente de que se venda o no en el lugar”, explicó.

“Desembarcamos en Santiago del Estero que no vende cerveza Antares y la gente nos abraza como si nos conociera hace mucho tiempo. El producto tiene una filosofía”, resaltó a la vez que comentó que “si uno no hace trampa para abaratar el producto y por otro lado mantienes el control del producto en un emprendimiento independiente se sigue manteniendo el ADN artesanal”.

Asimismo hizo hincapié en las ventas realizadas en Mar del Plata. “Nuestra cerveza más vendida era la de miel a pesar de no tener características muy fuertes dentro del público cervecero, pero eso se fue cambiando por cerveza luculada. La sección IPA fue rompiendo barreras”, aseguró.

¿Es posible luchar contra la cervecería industrial?

– Es imposible. Invaden nuestra categoría con cerveza que dicen que es artesanal, pero es un mercado agresivo.

– ¿Como los han tratado en Mar del Plata desde Producción?

– Siempre hubo apoyo a través de algunos funcionarios que entienden la actividad con el potencial que tiene.

-¿Hay mucha competencia de cerveza artesanal en Mar del Plata?

-Hay más de 80 fábricas de cerveza en Mar del Plata. La cantidad de mano de obra que gira en torno a esto ya es un sello turístico. Creo que el gobierno ya identificó el fenómeno pero el problema gira en torno a la administración del consumo y los límites. Es una bebida alcohólica. Cuesta que se le ponga firma a iniciativas más innovadoras.

– ¿Qué proyecto tienen?

– El gran mojón era la lata y estamos enfocados en eso, en apertura de más locales y empezar a exportar. El precio es levemente menor a nuestro producto en botella. Hoy estamos alrededor de los 5 millones de litros por año.

LA PRIMERA CERVEZA HECHA CON AGUA DE MAR

Finalmente al referirse a la primera cerveza hecha con agua de mar, dijo que “este proyecto lo imaginamos como sería el futuro si agotamos los reservorios de agua dulce y demostramos que podemos hacer una cerveza a partir de agua de mar sin perder calidad y sin que el origen del agua afecte el sabor.”

Al referirse al estilo en si, indicó que se trata de “la primera cerveza argentina hecha con agua de mar es sedosa y balanceada, de cuerpo bajo, delicada y refrescante, con sutiles sabores y aromas frutados. Su suave carácter maltoso nos recuerda a pan horneado, galletas, y los leves frutados de la levadura. Con Atlántica logramos demostrar que podemos hacer una cerveza con agua de mar sin perder la calidad y sin que el origen del agua afecte el sabor.

En relación al tratamiento del agua de mar remarcó que “el agua proviene de la costa de Mar del Plata. Está filtrada y tratada por ósmosis inversa dos veces. Esta tecnología permite producir agua sin sales  haciéndola pasar por unas membranas semipermeables separando la sal y otras impurezas.  Además de quitar las sales, y antes del proceso de elaboración, el agua de mar desalada es sanitizada mediante un proceso térmico de alta eficiencia, asegurando de esta manera un óptimo control bacteriológico”,  destacando finalmente que por esta cerveza, recibimos el Premio APSAL 2019 de la Asociación de Profesionales de la Salud y Alimentos en la categoría Sustentabilidad”. 

Powered by keepvid themefull earn money