La Cámara de la Construcción le pedirá a Alberto un plan para construir 40.000 viviendas

En el mismo día en el que el Indec dio a conocer que hasta septiembre la construcción acumulaba trece meses con caídas interanuales, la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) presentó un documento en el que pide que se declare la emergencia económica para el sector y se lance un plan para contener la caída y “normalizar la actividad”.

La intención de Camarco es presentárselo a Alberto Fernández en los próximos días porque propone una serie de medidas “estructurales y de coyuntura a aplicar en los primeros 200 días del nuevo gobierno para mantener el empleo y la actividad”.

Con un retroceso proyectado del 15% para diciembre de su nivel de actividad, en el sector proponen que el Estado lance un plan que ponga piso al nivel de actividad por un lado, y que, por otro, empiece a pagarles lo que les adeuda.

La propuesta del sector consiste en que el plan promueva la construcción de 40.000 viviendas mediante convenios con los Institutos Provinciales de Vivienda que motoricen a la construcción, una de las actividades que más mano de obra no calificada moviliza.

La gremial empresaria que conduce Julio Crivelli también pidió que el Estado consolide las deudas devengadas en los contratos vigentes y que los pague con títulos negociables o compensables y que estos contratos sean reformulados hasta tanto se llegue a un nuevo acuerdo que contemple un régimen automático de variación de costos.

Según consignó El Cronista, Crivelli y los empresarios Teodoro Argerich, Antonio Pécora e Iván Sczcech se quejaron del cúmulo de deudas que el gobierno de Macri sostiene con las constructoras a causa de que “no se pagan los contratos, no hay redeterminación de precios y tampoco se reconocen los intereses por pago tardío. En un contexto de alta inflación y altas tasas, significa que estamos trabajando a pérdida, es por eso que la gran mayoría de las obras están paralizadas o semiparalizadas”.

Powered by keepvid themefull earn money