Millantue, un salón de eventos, que le suma té y picadas en la paradisíaca Ruta 226 entre Balcarce y Mar del Plata

María Alejandra Tejo es la cara visible de “Millantue”, un paradisíaco lugar al pie de las sierras y rodeado de un paisaje privilegiado a la vera de la Autovía 226 que une Balcarce con Mar del Plata, y que por estos días  sumará salón de té a la de eventos, que hoy tiene su sello propio en el Km 49.5, en la zona donde se encuentra la Estación Terrena de Telecomunicaciones.

Allí ya se han desarrollado innumerables  reuniones de casamientos, cumpleaños, bautismo, presentaciones de productos, congresos y fiestas empresariales, como así también encuentro de amigos, anticipando Tejo que “ a mediados de noviembre vamos a estar abriendo como salón de té y picadas. Tenemos pensado promociones especiales que daremos a conocer para que nos conozcan un poco más”

Nueve años hace que estamos aquí” le dice a “el Retrato…” María Alejandra que se muestra entusiasmada  con la nueva modalidad que “ por estos días estaremos implementando: fines de semana largo como casa de té. También contaremos con picadas, cerveza, un buen desayuno cuando pasen por la ruta”, acotando que estará abierto desde las 8 de la mañana a las 9 de la noche”.

– Como surge la idea?

– Es un emprendimiento familiar. Desde chica iba a casas de té y esto es como cumplir el sueño de tener una casa de té con un ambiente cálido. Dónde se sienta esa calidez.

– Que les han dicho los que han pasado?

– La verdad que estoy conforme porque he hecho de muchos amigos balcarceños y muchos de los casamientos que hicimos me siguen invitando a sus festejos. Eso es lo lindo, ya que al  ser un servicio donde brindo lo mejor, me siento correspondida en afecto.

Más adelante señaló que “Millantue tiene una capacidad de 250 personas en dos niveles pero se pueden adoptar carpas si quieren un mismo sector”.

No tuvo dudas en indicar que “aquí es naturaleza pura. Es pasar un día de campo. La gente a pesar de eso no pierde el ritmo de la fiesta pero se puede caminar, sentarse debajo de un árbol y disfrutar la naturaleza. Es un lugar descontracturado”

En relación a las fiestas en sí, remarcó que “por este tiempo la mayoría son al mediodía desde las ocho de la noche. Las que son desde las 21 son hasta las cinco de la mañana”.

Sin duda un lugar para no dejar de conocer. Ambiente campero, rodeado de un paisaje espectacular y con una atención personalizada que seguramente hará que aquellos que la visiten por primera vez, no dejaran de visitarla en el futuro.

 

Powered by keepvid themefull earn money