Expropiación cultural: el gobierno que vino a despojarnos de nuestra identidad nacional

(Por Marco Leiva) No es novedad que el gobierno de Mauricio Macri está terminado. Basta con observar las campañas de los distintos candidatos de Juntos por el Cambio despegándose de la figura presidencial para comprender que ni siquiera los propios quieren continuar acompañando la agonía de una figura que quedará para siempre registrada como uno de los peores (sino el peor) presidentes de la historia de nuestro país. Pero como sucede cuando las bestias están heridas y a punto de morir, antes de retirarse está tirando manotazos y va garroneando todo lo que puede, tanto en términos económicos (con las corridas cambiarias de los días posteriores a las PASO, entre tantos otros saqueos) como en términos simbólicos y estructurales.

Y sobre esto último, la noticia de estas horas tiene que ver con la resolución 392/2019, mediante la que la Agencia de Administración de Bienes del Estado dispuso que se desafecten de la jurisdicción de la Secretaría de Turismo los hoteles Nº. 7 y Nº. 8 del Complejo Unidad Turística Chapadmalal para asignarle su uso a la Gendarmería Nacional Argentina. No con fines recreativos, como alguna vez fueron dispuestas dichas estructuras que son un bastión del Turismo Social, bandera del peronismo alzada con la conquista de los trabajadores a una vida digna y al disfrute de su recientemente asegurado tiempo de ocio. Nada de eso. Los dos hoteles serán destinados a “preparar” gendarmes en aquella zona de la ciudad de Mar del Plata. Es decir, aquello que fuera construido para el descanso del obrero argentino fue reasignado por el gobierno más represor desde la dictadura militar hasta hoy para seguir formando represores al servicio de los vendepatria de turno.

No se encuentra este hecho desligado de todo lo que ha sucedido desde 2016. Por el contrario, hay una gran coherencia en el accionar de quienes aún permanecen en el poder nacional ya que desde el primer día han defendido a regañadientes la violencia contra el pueblo de modo sistemático y hasta con tintes psicópatas. Porque no bastaron las movilizaciones con heridos y las cacerías al boleo de quienes quieran estuvieran en la calle en algún momento crítico. Tampoco alcanzó con perseguir a Santiago Maldonado hasta empujarlo a su muerte y luego proteger a quienes habían participado del hecho. Ni con dispararle por la espalda a Rafael Nahuel. Ni con asesinar a Facundo por un poco de comida. Mucho menos con aquél primer arrebato de locura que quedó en el olvido y que fueron disparos, golpes, agresiones y violencias múltiples contra una murga llena de niños… Nada de eso fue suficiente.

Necesitaron salir a avalar la mano dura, a ponderar positivamente el gatillo fácil, a alentar a que los argentinos nos “armemos” y a compensar con bonos y recompensas a quienes estuviesen dispuestos a someter a un compatriota en nombre del “orden”. Pero también necesitaron ir destruyéndonos la cultura, porque para que el saqueo sea completo no podían dejar afuera al capital simbólico que es legado de los tiempos en los que el peronismo le devolvió la felicidad al pueblo argentino. Y en eso incluyeron toda nuestra historia, porque eliminaron a nuestros próceres de los billetes, diciéndonos que San Martín o Rosas, e incluso Eva Perón, no tienen “valor” alguno. Valen más los animalitos, que todos queremos pero que nos anteceden y pueden prescindir absolutamente de nuestra existencia, que aquellos hombres y mujeres que lucharon por las libertades que alguna vez gozamos y que hoy vemos destruidas en la práctica.

Y la disposición es arbitraria —pues incluye una superposición e incluso una falta a una ley anterior que procuraba la protección del patrimonio histórico nacional en el que están incluidos los hoteles de Chapadmalal— y pretende transformar un símbolo de la conquista obrera y peronista en una fuente de hostilidad no está desvinculada de este plan. Viene a ser, más bien, uno de los cierres finales de este racconto de destrucción y desolación que vinieron a ejecutar para dejarnos atados de pies y manos para la posteridad. Y lo hacen incumpliendo la ley, mediante un “aviso” en el Boletín Oficial, sin tratamiento parlamentario y sin siquiera una verdadera validez institucional. Pero tienen en poder y nos lo hacen y harán saber hasta el final.

No debemos perder de vista ni una de estas cosas que han venido a hacer en este período nefasto y angustiante de nuestra historia, porque no sólo se han llevado miles de vidas entre hambre, represión y abandono, sino que además han logrado meterse en lo más profundo de nuestra construcción identitaria, la que no está separada de ninguna de estas estructuras que vinieron a vaciar de sentido. Lo hicieron con el CCK poniéndolo a disposición de eventos que poco y nada tienen que ver con la cultura nacional y el acceso del pueblo a la misma. Lo hicieron con Tecnópolis y todos los contenidos que se producían a nivel físico y audiovisual para la difusión de la historia y la cultura y lo hicieron con cada estructura en la que se asentaban las bases de un proyecto de país que vimos realizarse con todos adentro porque el peronismo es, en su fundamento, el único movimiento nacional que contempla a cada paso que todos los argentinos tengamos acceso a lo que podemos crear y a nuestra historia y esencia.

Este arrebato de poder, que probablemente no termine siendo efectivo ya que viola una ley y tiene todos los vicios de un capricho ejecutivo, tiene como fin máximo el ponernos a todos, en especial a los peronistas, con los pelos de punta una vez más por meterse con otro ícono de la lucha de quienes nos anteceden y de quienes hoy aún siguen vivos para recordar aquellos tiempos en los que por primera vez en la historia se le daba al trabajador la categoría de ciudadano. Pero ya se van y lo que nos resta a todos es ser guardianes de la institucionalidad, ser cautos con la información y procurar ver al detalle cada movimiento que ellos hacen para contrarrestarlo con verdad, justicia y determinación. Ya se van, pero nos quieren llevar con ellos. Y no se los vamos a permitir.

Marco Leiva

Identidad Peronista

Powered by keepvid themefull earn money