DIMAS J. PETINEROLI: El efecto Brandoni- Macri”

(Exclusiva para EL RETRATO DE HOY, desde el Caribe Sur) El ánimo oficialista estaba por el suelo y de repente aparece un mensajito en las redes de LUIS BRANDONI (Adalberto Luis Brandoni es un actor y político argentino, reconocido por haber participado en películas y series en su país. Se desempeñó como diputado nacional por la UCR. Es miembro de la Academia Porteña del Lunfardo) y el ambiente se templa.

Y el domingo las plazas de todo el país se llevan de ciudadanos fuertemente motivados por ese llamado a defender la Republica y, consecuentemente sugieren, a Mauricio Macri.

Apenas un mensaje grabado, casero. Sin productores, ni cámaras ni nada. Apenas un argentino radicado temporalmente en España, espantado por el resultado de las PASO que sale a poner la cara, lanzándose a la piscina imaginando, solo imaginando, que todavía había agua.

Los llamo EFECTO BRANDONI-MACRI, porque es un hito dentro del mercadeo electoral.

El gobierno no necesito a Duran Barba, ni a sus operadores ni a los medios ni a nadie en particular para llenar plazas las argentinas.

Y analizando a fondo desde 5 mil kilómetros de distancia, gracias a la tele y las redes, queda claro que finalmente lo único que hace que una movilización sea genuina y exitosa (sin bonos, ni amenazas, ni choris, ni micros, etc.) es EL MOTIVO.

Etimológicamente, la palabra motivo proviene del latín “motivus” que significa provocar movimiento, implicando un hecho psicológico que nos mueve a obrar, capacidad que poseemos todos los seres animales, para satisfacer nuestras necesidades físicas, y en el caso de las personas, también las intelectuales.

De eso se trata. Brandoni humanizo el motivo y el llamado, y la respuesta fue nacional. Impresionante. Para Libro (no de libro).

En muchas ciudades hubo sonido y hasta adhesiones internacionales. Como los hermanos venezolanos en Bahía Blanca.

La presencia de Macri en el Balcón seguramente será la foto más fuerte de su actual mandato.

El hombre sintió una emoción inédita y supo responderla con un gestual sincero, creíble que hasta incluyó la mirada al cielo (a lo Messi) y la señal de la cruz (a lo Francisco).

La falta de micrófono y sonido terminó siendo un acierto. No era momento para discursos. La circunstancia daba para las miradas, y el silencio emocionante que permitía la trasmisión de sensaciones nuevas. El enlace entre el líder y su pueblo.

El Efecto Brandoni-Mari, ya se está sintiendo

El Intendente ganador Héctor Gay, me decía inteligentemente, “Fue estimulante”. (Hasta ahí, y es muchísimo)

El macrismo ahora debe reflexionar sobre este episodio y entenderlo.

Si sabe capitalizarlo e instrumentarlo, puede soñar, tal vez, con llegar al balotaje. 

@pettineroli

Powered by keepvid themefull earn money