Temen que la inflación alcance el 50% ante la disparada del dólar luego de la aplastante derrota del oficialismo

Tras la disparada del dólar, especialistas y analistas económicos vaticinaron en qué medida afectará la disparada del tipo de cambio a la inflación. Esta semana se difundirá el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de junio donde se disiparan las dudas, pero se espera que el nivel anual alcance más que el doble de lo presupuestado por el Gobierno.

La disparada del dólar tras las elecciones primarias y la conferencia del presidente Mauricio Macrique, lejos de traer tranquilidad a los mercados, acompañó la tendencia alcista del valor de la divisa, la principal preocupación es cómo afecta a los precios de la economía.

Dado que una devaluación actúa de manera directa sobre los niveles inflacionarios, la incertidumbre persistirá hasta que el próximo jueves, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)difunda los datos oficiales.

La divisa pasó de 46 pesos a 61 tras la jornada electoral del domingo pasado donde Cambiemos a nivel nacional sufrió una dura derrota y terminó 15 puntos debajo de la fórmula encabezada por Alberto Fernández. Por lo que, especialistas analíticos y economistas, de inmediato comenzaron a esbozar análisis respecto al impacto de tal devaluación sobre la presión inflacionaria. Según la mayoría de los análisis, la inflación anual terminará por encima del 50%

El número quedó más que lejos de lo proyectado en el presupuesto 2019. De hecho, ya con los datos oficiales del mes pasado, el incremento sumó 22,4% en el año. Así, en seis meses, la Argentina alcanzó casi la inflación que el Gobierno calculó para todo el año en el Presupuesto 2019, que fue de 23%.

El economista, Agustín D´Attelis, por ejemplo, aclaró en declaraciones radiales que la devaluación inevitablemente tiene su traslado a los precios, y vaticinó: “la estimación del 40% de inflación anual que se venía manejando va a ser mucho mayor”, y además aseguró que en este contexto “el dólar no tiene techo”.

En el mismo sentido se expresó el consultor Damián Di Pace, de Focus Market: “El pass-through producto de la devaluación del peso se estará dando en los próximos días aunque con los datos que venimos relevando en los diferentes rubros y categorías de consumo masivo será imposible que sea brusco porque aún en el acumulado del año tenemos caída con un 9% de baja de ventas en forma interanual”.

Asimismo, resaltó la contracción que sufre la economía ante los altos niveles de stock en el mercado interno que, ante este salto del dólar terminará potenciando la crisis. “En principio incremento de costos por la devaluación y recaída de ventas luego que la inflación comenzaba a descender y el poder adquisitivo tendría margen para recuperar terreno y en segundo lugar nuevamente encontrará tasas superiores al 75% para financiar el capital de trabajo”, dijo.

Por ejemplo, Víctor Fera, dueño de Maxiconsumo, advirtió que “si el dólar aumenta un 30%, los comestibles de punta van a subir un 20%”.

Por su parte, desde Carta Financiera estiman que la incertidumbre reinará hasta el mes de octubre cuando se llevan adelante las elecciones generales. Pero además, suma otro factor, “no debemos olvidarnos el contexto internacional, que se muestra muy complejo. Las tensiones comerciales y un eventual nuevo debilitamiento de las monedas emergentes, podrían armar un cóctel explosivo haciendo que las herramientas del Banco Central para contener al dólar sean insuficientes”, dijo Miguel Ángel Boggiano, director de la firma.

Asimismo, resalta que mientras el dólar se encuentra en tendencia alcista, “la pregunta no es si subirá, sino “si el gobierno podrá contenerlo hasta se definan las elecciones presidenciales. Todo se volverá más inestable y volátil, al menos en lo inmediato”.

Por último, opinó que no cree que tenga mucho sentido que el Banco Central intente contenerlo en las primeras horas tras la disparada, porque “esa batalla está perdida”, y siguió: “Sin dudas serán horas muy tensas y lo que debería hacer es guardar las balas de plata lo mejor que pueda”. Pero además, se preguntó “¿Qué hará el Fondo Monetario?”, y esbozó: “Es innegable que ahora deberá tener que dialogar seriamente con la oposición. Acá es donde Alberto Fernández intentará brindar calma. Dado que él es quien se perfila con chances claras para ganar en octubre, ya no le conviene motivar ningún tipo de inestabilidad”.

Powered by keepvid themefull earn money