La muerte gana en las calles: Entre 15 y 20 personas fallecen por día en ¿accidentes de tránsito?

En el marco del día Mundial de la Seguridad Vialse realizó este lunes en la mañana una charla abierta en el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de la que participaron referentes de distintas áreas vinculadas a la investigación de este tipo de delitos como el fiscal, Rodolfo Moure y Vivian Perrone, mamá de Kevin Sedano, víctima de un accidente de tránsito, entre otros.

En tal sentido, la representante de Madres del dolor, Vivian Perrone, dialogó con “el Retrato…” y expresó: “Recibí la invitación de Gustavo Parra y de su esposa, siempre estamos tratando de trabajar juntos y qué podemos generar como familiares de víctimas como para poder evitar la cantidad de hechos viales que hay”.

“En el país se pierden entre 15 y 20 vidas por día en hechos viales y todavía no somos conscientes de eso. Se hace una marcha por un hecho delictivo y quizás se llena una plaza, pero cuando se dice que se mató a alguien en un hecho vial siempre somos los familiares de víctimas los que estamos acompañando”, cuestionó a la vez que comentó: “Esto nos puede pasar absolutamente a cualquiera”.

Asimismo, cuestionó que eso se debe “quizás porque los hechos viales se producen más aisladamente, no 10 o 15 juntos, o porque todos conducimos, somos peatones, que en algún momento cruzamos mal, que alguna vez fuimos a exceso de velocidad o no respetamos alguna norma de tránsito”.

“Ese terrible error de no respetar alguna ley vial puede llegar a convertirnos en asesinos viales y en personas que destruimos familias”, agregó a la vez que se refirió a su situación en particular, después de transcurridos 17 años de la tragedia que terminó con la vida de su hijo, Kevin Sedano.

El accidente ocurrió el 1 de mayo del 2002, cuando Kevin salió junto a amigos de un local bailable ubicado frente a la Quinta Presidencial de Olivos, en el partido de Vicente López, y fue atropellado en la avenida Del Libertador y Corrientes por el auto que conducía Sukiassian (29).
Kevin sufrió graves heridas que motivaron su traslado a un sanatorio privado donde estuvo internado hasta que finalmente murió el 8 de mayo de 2002.

En marzo de 2007, el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro, integrado entonces por los jueces Mónica Tisato, María Coelho y Federico Ecke, condenó al automovilista a tres años de prisión efectiva y quedó detenido, pero en mayo del mismo año, es decir apenas dos meses después, el mismo tribunal le otorgó el arresto domiciliario por buena conducta.

Tras varias apelaciones y a pesar de que la causa llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que rechazó un recurso de queja de la defensa de Sukiassian, la Justicia le dio por cumplida la pena.

En función de ello, Perrone valoró: “A pesar de tanto valor, la vida es maravillosa, es hermosa. En cada foto, donde lo tengo a Kevin está riéndose, él era en casa el que hacía chistes y que todo el tiempo nos tenía a todos riéndonos. Por eso, trato, en honor a él, de tener el mejor espíritu, la mejor voluntad y eso me ayuda a seguir, a acompañar a otros familiares de víctimas y a producir un cambio en la sociedad”.

En ese contexto, se refirió al estado de la causa penal que investiga la muerte de su hijo y aseguró: “Dejé de seguir el caso de mi hijo. En la Argentina cuando eso pasa, las causas quedan cajoneadas y tiradas, asique seguramente prescribió y ya cerró la investigación”.

“Cuando se cumplieron 10 años de la causa de Kevin, le dije a mi hijo Negrito discúlpame, pero hasta acá llegué: a partir de ahora, me voy a dedicar a otros casos y a acompañar a otros familiares de víctimas. Si hay un dios, yo sé que Kevin está al lado de él y estoy tratando de hacer todo lo mejor posible como para poder estar con mi hijo algún día”, concluyó.

Del encuentro participaron el coordinador del programa nacional de criminalística, Santiago Del Carril, Natalia Figueroa (Cenavid), Luciana Carrasco (Observatorio Víctimas del delito), Marcos Basualdo (Observatorio Vial), Dr. Rodolfo Moure (Fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 11), el perito Héctor Ragnoli (Padrinos de la Seguirdad Vial), Vivian Perrone (Madres del dolor), Verónica Borelli (mamá de Lucía Bernaola)  Mariana Cremonte (investigadores del Conicet), ONGS, Políticas Públicas (Red Cuidarte).

Powered by keepvid themefull earn money