Dos hoteles céntricos estaban enganchados el servicio de agua y les cayó OSSE …

Dos establecimientos hoteleros céntricos que se encontraban en infracción respecto del Reglamento General del Servicio Sanitario, interfiriendo y afectando con maniobras clandestinas el normal suministro del agua para el resto de la población, fueron identificados por Obras Sanitarias en los últimos días lo que motivó no sólo el labrado de las actuaciones de rigor sino también la facturación de los consumos irregulares y cargos correspondientes “bajo apercibimiento de corte de servicio y solicitud de clausura de instalaciones”.

En efecto, personal de la Gerencia de Irregularidades en el Servicio tomó nota del accionar de los hoteles ubicados en diagonal Alberdi al 2.200 y en avenida Colón al 2.300“Ambas situaciones constituyeron fraudes comerciales. Actitudes como las descubiertas no sólo generan subfacturación del servicio sino que paralelamente entorpecen el deseado suministro de agua para el resto de los vecinos”, confiaron desde OSSE.

Justamente en el hotel de diagonal Alberdi los agentes de la empresa sanitaria municipal, alertados por inconsistencias y distorsiones en los consumos teniendo en cuenta la actividad declarada, llevaron a cabo una inspección de “verificación de abastecimiento y consumo” del servicio de agua. Si bien a priori se constato que los dos medidores existentes no presentaban anomalías en sector de vereda y toma de instalación, una vez dentro del inmueble sí se pudo identificar la existencia de cañería ilegal enlazada a un edificio lindero de calle Corrientes al 1.500.

“Este tipo de episodios derivan indefectiblemente en el labrado de actas de constatación y verificación, habiéndose intimado a los responsables al retiro de la cañería no autorizada bajo apercibimiento de corte de servicio y solicitud de clausura del establecimiento”, informaron responsables de la Gerencia de Irregularidades en el Servicio, al tiempo que se adelantó que habrá de calcularse el consumo clandestino correspondiente que se llevó a cabo desde dicho hotel.

Respecto del restante inmueble de avenida Colón, se advirtió desde el área de Facturación de la Gerencia de Grandes Consumidores de OSSE sobre una “lectura en retroceso”. Por ello se acudió efectivamente al lugar donde se hicieron pruebas hidráulicas en conexión con medidor las que resultaron “insatisfactorias”.

 A propósito de esta última intervención se comunicó desde Obras Sanitarias que efectivamente se pudo dar con abastecimiento clandestino desde pozo semisurgente”ubicado en el patio del hotel, por lo que inmediatamente se labraron las actuaciones correspondientes. Al igual que en el caso anterior habrán de calcularse los consumos que, en calidad de “irregular”, se registraron en el lugar.

 Cabe dar cuenta que este tipo de controles y análisis de consumos lo viene desplegando el sector de Irregularidades en el Servicio de OSSE de manera ininterrumpida buscando, decididamente, identificar y regularizar las diferentes infracciones que puedan cometerse tanto por usuarios domiciliarios, comercios e industrias que atenten contra el normal suministro de agua potable de la población en general

 En esta línea se trabaja desde la empresa comunal analizando las evaluaciones de consumos, entre las que se destacan los relacionados con cuentas con “consumo 0” o de lo contrario, con un “consumo mayor a lo permitido”. En estos casos, vale aclarar, se facturan los consumos clandestinos y cargos correspondientes y ante un eventual incumplimiento se procede tanto al corte de servicios como a la solicitud de clausura.

Powered by keepvid themefull earn money