“Beto” Mena un apasionado del periodismo de calle

Tras cumplir ya más de dos décadas como movilero de Radio Brisas, el reconocido profesional, Alberto “Beto” Mena, en diálogo con “el Retrato…” resaltó su pasión por esta labor del periodismo que desempeña a diario. “No hay otro empleo que me dé más satisfacción que estar saliendo todos los días a la calle a ver qué pasa, sin saber con lo que te vas a encontrar”,confesó.

“Si bien no estudié la carrera de periodismo, me empecé a vincular con la profesión cuando iba de invitado a una radio a hacer comentarios en una columna de música, que era lo que conocía de Mar del Plata a fines de los 1980. Fue ahí, donde me fueron explicando cómo hacer el trabajo de calle, cómo encarar un reportaje, qué era lo que había que contar y cómo se podía contar”, recordó el movilero de Radio Brisas.

Mena  comentó que, luego, lo empezaron a mandar para que haga móviles en la noche. “Me iba a algún boliche que tuviera actividad y con un grabador hacía notas con artistas o con la gente. Después, iba corriendo a la radio y las pasábamos al aire”, expresó el profesional a la vez que remarcó que de esa forma y en base a la experiencia que fue ganando se fue formando en la profesión.

Luego de ello, tuvo la posibilidad de irse a Buenos Aires. “Ya en esa ciudad grababa notas con figuras públicas del teatro, por algún conocido las mandaba a Mar del Plata y las pasaban al aire”, manifestó y agregó que,al tiempo, surgió la posibilidad de hacer, durante un verano, móviles de color en LU9, es decir, hacer juegos con la gente en los barrios.

Finalmente, se dio la posibilidad de empezar a trabajar en radio formalmente. “De ahí ya no paré más con esta profesión”, reconoció el periodista marplatense que hace 22 años se desempeña de movilero de Brisas:“Para mi esta labor es una de las más lindas que tiene la radio, porque me permite llegar a los barrios, a la gente y escuchar de la fuente misma qué es lo que pasa o contar lo que uno ve”.

“Lo que uno percibe hay que contarlo de tal manera en la radio para que la gente pueda darse cuenta de lo que uno está viendo. A los movileros nos toca contar actos políticos, accidentes, hechos deportivos, homicidios, notas de color, notas con la gente que disfruta de la playa en el verano, etcétera”, expuso.

En relación a lo anterior, reconoció que el trabajo de movilero “tiene una adrenalina que no tiene ningún otro puesto de la radio. Estar en la calle es muy lindo, ves las cosas en primera persona y llegas antes que todos a eso”.

Seguidamente, hizo hincapié en que “para el periodismo, como para cualquier otro tipo de actividad, tenés que tener algo interno que te permita hacerlo y disfrutarlo. Sino naces con eso o no te surge en algún momento de tu vida no lo vas a poder hacer” a la vez que consideró que, de todos modos, “está bueno que los chicos se formen y estudien también”.

“Hay una generación que se formaba de otra manera, que aprendía con alguien que te enseñaba, en base a equivocarte y comenzar de nuevo, escuchando a los que sabían y estando atentos a los que tenían experiencia para copiar esas cosas que son necesarias para la profesión y que te dan códigos en la calle”, completó.

-¿Cómo ves al periodismo hoy en día?

-A mí lo que me preocupa de cierto sector del periodismo actual es la toma de partido, políticamente hablando, es decir, aquellos que a todo le buscan la impronta de su color político. No está bien hacer eso, más allá que uno piense tal o cual cosa de una persona. Hay que hacer las preguntas que correspondan, sin juzgarlo, porque de eso, en su caso, se encargará la gente.

-¿Esto se ve también en los medios locales?

-Se da más que nada en el ámbito nacional, porque en Mar del Plata no se ve mucho, por suerte. Aquellos periodistas que hablan solo “a favor de” y “en contra de” no hacen periodismo sino prensa “a favor de alguien” por intereses económicos, más que ideológicos. La famosa grieta de la que se habla ahora, tiene que ver con eso justamente, con haber generado un armado de la prensa hegemónica y el monopolio mediático; lo cual no existe, porque si uno prende un programa de televisión o de radio se puede escuchar opiniones hablando tanto a favor como en contra de una misma persona.

“Hay que tratar de estar en un término medio y ser lo más imparcial que se pueda, porque si no entrás a jugar con otras cosas que no tienen que ver con el hecho de informar, que es lo que tenemos que hacer nosotros justamente”, afirmó el  profesional marplatense a la vez que resaltó: “Los que hacemos periodismo de calle tenemos que tratar de informar lo más coherentemente posible en base a lo que vemos”.

Además, al ser consultado por “el Retrato…” sobre sus próximos proyectos, respondió: “Si bien he tenido la posibilidad de trabajar en estudio y hasta de formar parte de un staff de Brisas, yo quiero seguir trabajando de movilero. No hay otro empleo que me dé más satisfacción que estar saliendo todos los días a la calle a ver qué pasa, sin saber con lo que te vas a encontrar. Es imposible aburrirte de la rutina”.

“Mi idea es seguir con este trabajo hasta que se pueda, haciendo periodismo de calle y ojalá lo pueda seguir haciendo por mucho tiempo más” agregó Mena que también cuenta con su propio programa radial de entretenimiento, el cual confesó que también le da “muchas satisfacciones”.

Por último, Beto realizó un balance, al cual calificó como “muy positivo”, de lo que le dejó el periodismo a nivel personal en todos los años de ejercicio. “A veces somos el nexo entre un vecino que tiene un problema y un funcionario que puede dar una solución. Por eso, me da mucha alegría cuando podemos conseguir algo con eso”, señaló.

“Ese cariño que te da la gente es el mejor premio. Me encanta ir por la calle y que me toque bocina un tachero, que me salude un quiosquero o que me llame a la radio alguien que no conozco y me diga que lo que conté o hice le gustó o le permitió solucionar su problema. Eso es el mejor pago”, completó.

 

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money