DIMAS J. PETTINEROLI: Se habla muy poco de producir

Llevo 2 meses en Argentina y lo que veía de lejos lo compruebo, lamentablemente, acá: se habla muy poco de producir. Y, consecuentemente, nada de exportar más allá de comodities (materias primas) para que luego se procesen en otros países y hasta lleguemos a importarlas.

Hay una peligrosa fantasía financista que basada en la idea de que todo se puede solucionar desde un escritorio.

Con un mega préstamo del FMI, tasas supersónicas, más del 70 % anual el equivalente a 10 años en USA y Europa

Y se comete un error: pretender medir los efectos de la inversión personal en plazos mínimos. Por ejemplo, el dólar diaxdia.

La inversión en divisas y Bolsa requieren plazos mínimos de 6 meses para saber realmente si fueron positivos o negativos.

Entrar hoy esperando ganancias a las 72 horas es un tremendo error, que siempre los llevara a perder en términos reales.

También es verdad que la timba financiera ha consumido a muchas PYMES que no se reconvirtieron a tiempo. No entendieron los cambios de tendencias en los mercados y entonces fueron desapareciendo lenta pero inexorablemente. Mar del Plata tiene varios ejemplos muy notorios.

Los gerenciamientos, sobre todo en las empresas que se heredan, son muy descuidados, poco aplicados, ignoran los esfuerzos que hicieron los fundadores y entonces descarrilan.

EL ROL DEL ESTADO

Tampoco el Estado, en todos sus niveles: municipio, provincia y Nación, ayudan.

Tasas, servicios, tarifas e impuestos son criminales. Aniquilan esfuerzos y terminan apagando el ánimo de los emprendedores más motivados.

Pero, además, ninguno de los muchos organismos con pomposos títulos de “Secretaria de Desarrollo” o similar, generan la menor idea para capacitar y entrenar a los empresarios para asumir los cambios, especialmente los tecnológicos y de demanda.

Hay muchos talleres y conversatorios que rescatan a los directivos del desánimo lógico que padecen al ver el decrecimiento de sus actividades.

Esto no lo vi en la provincia. Más bien un divorcio con la base productiva, que está molesta justamente por esa falta de apoyo generalizado.

Síntesis: no habrá más empleos genuinos si no se produce más.

No haba crecimientos genuino del país si no se exporta.

Y lo dramático es que los presidenciables no presentan la menor propuesta concreta para salir de este pantano.

Ojalá veamos algo distinto en los próximos meses y salgamos de la rosca que domina el panorama, tal como lo había comentado en mi última columna.

[email protected]

Powered by keepvid themefull earn money