Daniela Castro II: “O buscaba la manera de revertir la situación o me volaba la cabeza”

Al referirse a su vida anterior en las calles de Mar del Plata, no se avergüenza en enfatizar “Yo me prostituía. Trabajaba en la calle a finales de los 90. Siempre viví en Mar del Plata y ahí comenzó mi historia. Yo era muy hostigada por la policía de Mar del Plata. Éramos muy pocas en ese momento y había sucedido aquello del “Loco de la Ruta” y situaciones nefastas. Yo estaba catalogada dentro de eso, como una de las rebeldes. No permitía que me tomaran fotos, no hacia favores, no accedía a que me llevaran a sectores donde había policías de alto rango para hacerles favores sexuales. No accedía a esas cosas y eso tenía un costo. Yo lo sabía. Eso fue 97, 98. Y lo padecía con calabozo.

¿Estuvo detenida?

Tengo registro de mi última detención, la más larga. Estuve 4 meses. Fuera del marco de la ley. Porque había contravenciones que decían que nos podían llevar detenidas 30 días por una serie de artículos que utilizaban siempre. O pagar una multa que tenía el valor del sueldo de un policía. Que jamás le hacían pagar a nadie porque nos llevaban detenidas. Yo tengo registros de ingresos en la Comisaria Cuarta, en la Segunda, en la Primera. En aquella ocasión, están los registros de salida, luego de 30 días. Pero a dos cuadras me estaba esperando un patrullero en una esquina. Y me llevaban de vuelta. Y así lograron tenerme detenida 4 meses. Después de eso, hubo una situación donde la pase muy mal en la comisaría Primera. Yo salía de estar detenida 30 días y trabajaba en La Perla. Cuando volví de trabajar, después de esos 30 días, se paró enfrente mío el Jefe de calle y cuando lo vi pensé que me iban a detener. Empecé a caminar y me dijo que no me fuera, que no me iban a llevar detenida. No le creí, comencé a andar para atrás. Y me gritó que me fuera de Mar del Plata. Me dijo que me fuera o que iba a terminar mal. Y le creí. Me fui y estuve dos meses en Buenos Aires trabajando. A los 20 días caí detenida en la 32 y me arrastraron de los pelos una cuadra. Me interceptó un patrullero en una esquina y cuando lograron detenerme me llevaron hasta la siguiente esquina de los pelos. Por una semana no pude apoyar la cabeza: la tenía destrozada, sin mechones de pelo, en carne viva. Y nunca supe qué era ese lugar. Sé que estaba atrás del Congreso de la Nación y estuve 30 días en un calabozo sin ventanas. Cuando salí de ahí me dieron la libertad a las 12 de la noche. Salí tan cansada, y lo cuento siempre, fue el único momento de mi vida donde me dije: “O busco la manera de revertir la situación o me volaba la cabeza. Porque esto es lo que me va a esperar mi vida”. Algo me iluminó para no volarme la cabeza y me quedé unos días más para poder volver a Mar del Plata.

Daniela continúa pausadamente con su relato: “Volví con la premisa de que no podía salir a la calle o me mataban. Ahí arranca la otra historia. Una vecina del barrio me dice que había una conocida que era Manzanera. Que tenia programas sociales. En ese momento eran 50 pesos por un programa social. Y fui a hablar con ella y me dijo que me daba ese programa y que tenía que contra prestar porque ese programa se contra prestaba. Yo le dije que no tenía ningún problema en hacer lo que fuera necesario. Al mes me salió el programa y fui a un ropero comunitario en Parque Palermo. Ahí aprendí a coser. Una historia de novela, tenía 19 años. Agarré una maquina a pedal, y al lado de mi casa, una chica hacía camperas para Alpine Skate y me ofreció darme a coser el bolsillo de las camperas, Me pagaban 5 centavos por cada bolsillo. No me olvido más.

 “NÉSTOR FUE EL ACTOR QUE HIZO QUE YO

 LE PUSIERA NOMBRE A LO QUE HACÍA

Daniela Castro hoy es una activa mi8litante kirchnerista.Al referirse a su participación dentro del campo social y cuando “el Retrato…” que significó Cristina Fernández de Kirchner en su vida, fue categórica al afirmar “A tu Cristina le sumo el Néstor. Creo que Néstor fue el actor que hizo que yo le pusiera nombre a lo que hacía. Que lo que hacía era militancia. El nombre que Cristina le sumó a eso, fue Dignidad.

Remarcó mas adelante que “Con Néstor conocí la pasión de la militancia. Mi problema dejó de ser mío. Mi problema era uno más dentro de un contexto devastado. Yo no tenía diferencia con el pobre que no tenía que comer. Éramos ambos vulnerados. Por eso, desde Néstor marco esa instancia. Cristina banca esas primeras leyes como el Matrimonio Igualitario, la Identidad de Género. Impulsa a que yo fuera una de las amparistas para ley de identidad de género. Mi amparo fue el primero de  la provincia de Buenos Aires en salir. Fui parte de la historia de que millones de compañeras puedan ser reconocidas por su identidad. Y si eso no es acompañado por un contexto político no existe. Eso lo hizo ella.

Hoy todo eso parece superado…

Totalmente. Hace muchos años que el contexto político dejo de lado mi identidad de género y empezó a dirigirse a mi políticamente. Y me parece que ese es el resultado de otra de las luchas. Hay una masa, un contexto que va en esa línea. Viví muchos años en vulnerabilidad.

¿Qué siente al sentarse en una mesa de dirigentes y se encuentra la policía?

Yo trabajo en la Secretaria de Derechos Humanos. Sigo trabajando y de eso vivo. Hoy me toco capacitar al sector policial de la provincia en Mar del Plata. En este caso me mandaron a mí. Por supuesto que no me paro en el revanchismo. Con nadie y en ningún sentido. Eso es escuela de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Si ellas tuvieron la templanza de no salirse de que lo que se reclama es a través de la justicia y no por mano propia, que me queda a mí. Ese es el camino.

¿Las chicas trans entienden que pueden llegar más allá?

Es un proceso de cambio cultural. Seguimos siendo muy pocas las que tenemos posibilidades de sentarnos en cualquier mesa, charlar con políticos. La verdad es que tener acceso a eso, a veces me parece mentira. Nunca lo hubiera soñado. Pero trabajamos para que eso ocurra. Hace mucho que me corrí de mi desigualdad de género. Peleo por mí, por el de al lado, por todos. Y creo que ese es el camino. Pero no somos muchas.

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money