Crimen de Carlos Bustamante: Otra prueba más que complica a González

En el marco de la investigación que se sigue por la muerte de Carlos Bustamante y luego del análisis con Luminol que se hizo en el baño de la vivienda, se permitió hallar rastros de sangre en distintos artefactos que habían sido limpiados para que pasaran desapercibidos.

En tal sentido, la fiscal del caso, Florencia Sala, detalló que “si bien no se puede establecer a quien pertenece esa sangre que fue lavada es un hecho que esas manchas fueron limpiadas con la intención de que no fueran detectadas”.

Además de la aplicación de Luminol -sustancia utilizada para detectar vestigios de sangre y que provoca una reacción llamada quimioluminiscencia- la pericia avalada por la Justicia de Garantías terminó con el secuestro de un martillo y de otra herramienta que según los investigadores se habría utilizado para golpear brutalmente a Bustamante.  “Son compatibles con los productores de las lesiones de la víctima, aunque debemos verificarlo a través de las pericias que ya encargamos”, agregó la fiscal.

La titular de la fiscalía descentralizada de Miramar indicó que además del secuestro de las herramientas y del “grave” indicio de las manchas en el baño se confirmó nuevamente que la puerta trasera de la casa nunca estuvo cerrada por lo que González podría haber ingresado sin necesidad de esperar a una persona para que le abra la puerta.

“Quiero aclarar cualquier suspicacia sobre este tema: no hay una persona ajena al grupo familiar, es decir que no sea Verónica González que este siendo investigada”, señaló.

Por otra parte, confirmó que la imputación de la esposa de Bustamante, Verónica González, continúa en la misma situación. “No hay nada que la mute, todo lo contrario. La prueba trata de probar la imputación pero en cuanto a la calificación no va haber ningún cambio”, aseguró.

Powered by keepvid themefull earn money