El triste final de Miguelito, el canillita que quería todo el pueblo

Cuando a los 10 años ingrese como cadete al Diario “El Atlántico” nunca pensé que esa rotativa, la tinta de ese taller, la “fragua” de esa gloriosa redacción ubicado en Bolivar 2975 (teléfono 2-0122) donde Di Martino y Rodolfo, distribuían los diarios me iba a permitir conocer a dos “personajes” que boceando las noticias del vespertino de Mar del Plata, trascendieran en la historia.

Ellos escribieron cada página. Dos personalidades disimiles. Los dos perdieron sus vidas en accidentes en la calle. Los dos quedaron en la historia de la ciudad. Los están en el cariño de la gente, de antes y de ahora. Los dos eran los canillitas de la calle con el Diario EL ATLANTICO bajo sus brazos.

INOLVIDABLES PERSONAJES DE LA CIUDAD.
Clavelito” fue un gentleman, vendía los diarios con su frac impecable y el infaltable clavel en la solapa. “Miguelito” era pueblo, barrio, noble, sin la cultura de “Clavelito”. Los dos en el corazón de la gente
Simplemente “Clavelito”, pero su nombre y apellido pertenecía a la aristocracia porteña: Julio Adolfo López Quintana Lynch, era pura poesía.
Por su bohemia nocturna jamás podía vender un matutino, por eso EL ATLANTICO fue su medio de vida en la esquina de Av. Colón e Independencia.
Era el último en retirar los ejemplares en el mostrador, y se quedaba hasta las primeras horas del dia recorriendo cada rincón de la ciudad.
Recuerdo que esos diarios se los guardábamos con mi compañera de trabajo Haydee Clara Maffezzoli.
La voz de ese señor amable, que siempre vendió EL ATLANTICO, se pago a los 62 años atropellado por un automóvil en la esquina donde se caracterizaba por sus reverencias….voceando El Atlántico…

HOY, LA TRISTE NOTICIA, SE FUE “MIGUELITO”
Hoy la noticia me conmovió. Me dió mucha tristeza y me tome este tiempo para recordarlo.
La noticia decía que en un accidente de calle, una moto mató a “Miguelito”, a los 65 años.
Lo conocí de pibe. Cuando arranco a vender diarios y por esa estima muy especial que generaba, era el primero en salir con EL ATLANTICO por la peatonal para gritar “Se viene el fín del mundo” o inventar otros títulos.
Después de esa recorrida céntrica y agotar los ejemplares regresaba a Bolivar 2975 donde también le guardábamos otro cupo de ejemplares emprendiendo su viaje a el Puerto. Era por entonces el que más diarios vendía. Llegó a casi 500 diarios y con esos recursos económicos era el sostén de su familia.
Mucho lo ayudo EL ATLANTICO en sus comienzo, fundamentalmente don Víctor Hugo Casares, era uno de los cuatro dueños de la editorial. que lo apreciaba mucho.
Chau “Miguelito”. QEPD. mis condolencia a tu familia. Mi respeto de siempre.

Jose Luis López / Foto Tu Bache MdQ

Powered by keepvid themefull earn money