Scioli en la mira de Garganta: El fiscal citó a declarar a su ex pareja en la causa por enriquecimiento

El titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 11, Álvaro Garganta, dio un giro en la causa en donde investiga el presunto enriquecimiento ilícito del ex gobernador por la provincia de Buenos Aires y actual diputado nacional, Daniel Scioli, al convocar este jueves en calidad de testigo a la ex pareja de él, la modelo Gisela Berger, quien el 15 de febrero tendrá que estar en su fiscalía para responder preguntas.

Ella, con quien Scioli tiene una hija (Francesca), sorprendió a principio de año con denuncias al legislador por amenazas y maltrato. Por ese motivo la querella de la causa, que llevan adelante la diputada nacional Paula Oliveto Lago y la abogada de Elisa Carrió, Mónica Frade, solicitaron que se le cite a declarar en calidad de víctima del ex gobernador.

Garganta, que ya se enfrentó a la jueza de garantías que tiene la causa, Marcela Garmendia, por diferentes tipos de demoras en las notificaciones a todos los imputados: en vez de hacerlo de forma grupal decidió notificar de a uno a la vez.

Para la Justicia, Berger puede aportar información con respecto a la forma en la que, por ejemplo, el ex gobernador financió sus viajes en avión privado, cómo hizo para construir y pagar la mansión en donde reside y que bautizó “Villa La Ñata”.

Es que Berger afirmó en declaraciones a los medios que había muchas cuestiones que no podía decir pero que estaba con ganas de contarlas.

“No puedo contar qué tipo de amenazas. Yo he sufrido un montón con él. No quiero pasarla más mal. Hasta acá llegué”, dijo Berger en diálogo con Perfil el 9 de enero pasado cuando estalló el escándalo. La denuncia de amenazas es uno de los motivos por los cuales se evalúa ponerle algún tipo de protección pero, tal y como marca el Código Procesal Bonaerense, debe hacerlo la víctima.

Garganta acusa a Scioli de haber adjudicado de manera irregular nueve obras públicas por $ 117 millones al empresario Ricardo Miller que luego le compró un terreno en Villa La Ñata, donde vive Scioli, por U$D 3.850.000. Cree que ese dinero sería una devolución por los negocios que le dio. Además, el empresario le prestaba helicópteros para que se moviera cuando era gobernador.

Para citarla a Berger consideró que al no estar casada, ni ser concubina del ex gobernador no se encuentra atada a las restricciones legales que le permiten aportar información contra él.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money