El Intendente Carlos Arroyo acompañó a la familia de la Policía Local asesinada

El Intendente Carlos Arroyo junto al subsecretario de seguridad, Marcelo Lencina el intendente Arroyo concurrió en la mañana de este miércoles a Santa clara del Mar para acompañar a los familiares de la efectiva de la policía local Gisel Romina Varela.

“Vivimos en una anomia insoportable y una falta de respeto incalificable hacia la mujer” dijo Arroyo en el lugar.

“Me acerqué a dar mi acompañamiento a la familia en este difícil momento y debemos entre todos provocar un cambio cultural“, agregó por último

SE NEGÓ A DECLARAR SU EX PAREJA ACUSADO DEL CRIMEN

En el marco de la causa que se sigue por el asesinato a una policía de la ciudad, el único imputado, Sergio Cejas, el cual era ex marido de la víctima, se negó a declarar ante el fiscal que investiga el crimen de Gisel Varela.

El defensor oficial Ricardo Mendoza presentó por escrito un pedido a la Jueza de Garantías para que se le brinde atención psiquiátrica a su defendido en la Unidad Penal 44 de Batán, a la que Cejas fue nuevamente trasladado tras firmar el acta correspondiente.

El fiscal se encuentra a la espera los informes realizados por personal de Policía Científica como así también la confirmación de una fecha para efectuar las pericias balísticas sobre el arma reglamentaria de Varela con la que se estima el imputado cometió el femicidio, ya que la misma junto a su cargador y municiones fue secuestrada tras la requisa del rodado de Cejas en la ciudad de Miramar.

Por otra parte y horas después del crimen, Juan Carlos, vecino del edificio en el que vivía la oficial compartió los mensajes de WhatsApp en los que la víctima le confesaba que estaba a punto de mudarse a la casa de su papá por el miedo a las constantes apariciones de Cejas.

A su vez, en agosto pasado una disposición del Juzgado de Familia Nº 4 de Mar del Plata le había impuesto a Cejas una restricción de acercamiento, seguía apareciendo una y otra vez por el edificio en el que la mujer policía vivía junto a su hija.

“Sabés una cosa vos estás en riesgo de vida porque él está enfermo y si te llega a ver con otro hombre así sea un amigo no sé cómo va a reaccionar”, se lee en el mensaje que el domingo pasado le mandó Juan Carlos, vecino de su edificio, al que le respondió: “Sí, ya lo sé. Pero no me puedo ir del país por un enfermo”.

“Lo iré manejando”, le dice en otro pasaje de la charla, antes de agregar como alternativa a una situación que cada vez se volvía más violenta: “Cuando no pueda más me iré a lo de mi viejo”.

Gisel Romina Varela tenía 33 años e integraba la Policía Local de Mar del Plata y fue atacada en plena calle por Sergio Alejandro Cejas, su ex pareja, quien la asesinó de dos disparos. El agresor, que tenía una restricción perimetral, intentó escapar en un auto, pero fue detenido por la policía en Miramar.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money