Celebración de la Asociación del Personal de la Universidad (APU)

La Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Mar del Plata (APU), festejó el Día del trabajador y la trabajadora de las universidades. Las instalaciones del restaurant del Club Quilmes estuvieron colmadas con la presencia de  más de 350 personas que participaron de la fiesta para conmemorar su día, recordado el lunes 26 de noviembre.

Fue una noche de encuentros y festejos, donde afiliados y afiliadas de toda las dependencias de la Universidad Nacional aprovecharon también para hacer la despedida del 2018.

La fiesta de fin de año de APU fue un éxito en convocatoria y volvió a realizarse después de algunos años, por la definición de destinar los recursos a renovar la sede del gremio, reinaugurada en marzo de este año.

En la fiesta hubo sorteos de importantes premios en efectivo, reconocimientos, show de humor y banda en vivo para cerrar una gran velada.

Muchos compañeros y compañeras que integran APU trabajaron arduamente las últimas semanas para poder tener el festejo y cierre de año que contó con la conducción y animación del humorista Pablo Vasco y el show musical con la banda “Te dije que no”.

La fiesta también tuvo la presencia de representantes de organizaciones sindicales invitadas con las que el gremio estuvo trabajando y movilizando en las calles todo este año, en defensa de la educación pública y los derechos de los trabajadores. Hubo representantes de la CGT, las dos CTA, ADUM, ATE, SUTEBA, la Asociación Judicial Bonaerense, la Federación Universitaria y los movimientos populares (CCC, Barrios de Pie y CTEP).

Al momento del brindis, la Secretaria General, Victoria Schadwill, en representación de la Comisión Directiva, hizo un breve repaso de la gestión y también una convocatoria a seguir trabajando en conjunto en defensa de la educación pública y de los derechos de la clase trabajadora.

“Fue un año difícil y diferente, donde pusimos la energía en salir a la calle en contra de las políticas de ajuste del gobierno nacional, en defensa de la universidad, en defensa de un presupuesto genuino, de las políticas públicas y de un Estado que defiende los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. APU siempre se caracterizó por ser un sindicato que avanza en derechos, en defender la planta de trabajadores y los ingresos por concursos. En ese contexto, este año pudimos inaugurar la renovada sede que nos permite tener un espacio propio para las Asambleas, sin depender del complejo universitario y tener una sede que también está habilitada para reuniones gremiales e intergremiales y para reuniones sociales. Mientras tanto, seguimos exigiendo a la gestión los ingresos en la Escuela de Medicina, que avance en los concursos y que entregue la ropa de trabajo para cada sector. Hacia afuera y también hacia adentro, seguimos trabajando por la unidad en conjunto con las otras centrales obreras y los movimientos populares. En ese sentido, este 2018 tiene un balance más que positivo. Convocamos a continuar en ese camino, en la lucha y resistencia algo de lo que sabemos mucho. Brindemos por el día del trabajador y la trabajadora universitaria y por un 2019 en unidad, en resistencia, con todos los sectores, para lograr una sociedad justa, igualitaria e inclusiva”.

Por último hubo un emotivo reconocimiento a la Subcomisión de Jubilados y Jubiladas con un presente a cada uno de sus integrantes para agradecer los aportes que estos compañeros y compañeras hacen con su participación cotidiana en el gremio. La Presidenta de la Subcomisión, Norma Valls, muy emocionada agradeció ese momento y remarcó “nosotros no somos trabajadores jubilados, si no que somos egresados de las distintas tareas que hicimos durante toda nuestra vida”.

 

Powered by keepvid themefull earn money